sábado, 30 de agosto de 2014

Un día como hoy. El San Juan del Gran Poder.


Un día como hoy 31 de Agosto, Juan de Mesa termina el San Juan del Gran Poder.

Un día como hoy. La O.


Un día como hoy 31 de Agosto de 1566, se aprueban las Reglas de la Hermandad de la O.

Calle Goles de Sevilla.


Fue llamada  esta calle Huerta de Goles por el nombre de su dueño, mientras que algunos historiadores opinan que en este lugar había un templo oratorio en la época romana dedicado a Hércules y de hay por  error de la fonética  se diría  Goles, que al desaparecer la famosa Puerta de de Goles la calle siguió llamándose Goles.

Calle Godinez de Sevilla.


Se llamó Moros hasta el siglo XIX, que toma su actual nombre, llamándose también de la Rabeta,que significa Rápita, igual que Oratorio, que es lo que había en la época musulmana.

Calle Gloria de Sevilla.


Calle que perteneció al Corral de Doña Elvira y al construirse el Hospital de los Venerables en 1676, se le puso el nombre de Gloria. 

En el número 3 de esta calle nació el célebre  poeta Alejandro Collantes de Terán en 1933.

El doctor Juan Delgado Roig.


Nació Juan Delgado Roig un 30 de Abril de 1896 y falleció un 21 de Mayo de 1962, el cual a lo largo de su vida pronunció innumerables conferencias y grandes ensayos. Siendo una de sus grandes obras el muy poco leído y conocido libro de “Los signos de la muerte en los Crucificados de Sevilla”, con el que llegó a demostrar la imposibilidad de colgar un cuerpo humano de la Cruz introduciéndole clavos por las palmas de las manos.

Fue Delgado Roig también por el Cardenal Segura encargado del estudio de los restos del rey Alfonso X cuando su sepulcro fue abierto, demostrando el doctor Roig que Alfonso X padeció un tumor intraorbital que en la calavera se notaban las huellas de dicho tumor. El Ayuntamiento de Sevilla le puso su nombre a una calle en 1974 entre Juan Bosco y Florencia, para así quedar su recuerdo en el callejero sevillano.

El queridísimo y recordado Antoñito Procesiones.

Fue Antoñito un personaje simpático y muy querido en Sevilla, una buena persona e irrepetible que  nació en 1914 en Buenos Aires (Argentina), falleciendo en Sevilla un 30 de Agosto de 1989.

Era conocido por “Antoñito Procesiones”por su amor a las Bandas, llamándose Antonio Sanz Ramos, quien sería protagonista de muchísimas anécdotas como la que vivió y nos ha contado mi buen amigo Guillermo Ciria, el cual estuvo presente siendo un chaval acompañado de su padre en el Ateneo. Donde se daba una conferencia y Antoñito teniendo sed se fue a la mesa y cogió el vaso de agua que había allí, para luego dirigirse al público asistente y decir:¡Es que estaba fritito!. Recibiendo del público presente un fuerte aplauso.

Siempre fue un hombre especial al que Sevilla quiso como a un hijo, siendo su gran debilidad las bandas de músicas, por eso se colocaba delante de ellas como si fuese un Director tarareando las marchas que tocaban. Hoy seguro en el cielo de Sevilla, Antoñito va delante de una Banda de Ángeles Músicos tarareando el himno más hermoso de nuestra Semana Santa, AMARGURAS.

Antoñito con la Cofradía de San Bernardo.