domingo, 13 de septiembre de 2015

La Virgen de la Rosa de la Parroquia de Santa Ana de Triana.


Sublime obra de arte fue la que nos dejó el pintor del siglo XVI Alejo Fernández, obra de 1526 y que se encuentra en el trascoro de la Parroquia de Santa Ana de Triana, más conocida como la Catedral de Triana.

La Virgen de la Rosa de Alejo Fernández, es según muchos historiadores su obra cumbre en la pintura, una pieza de incalculable valor y que Triana tiene la suerte de poder seguir contemplándola día a día.

Como vemos en la foto, la figura que centra el portentoso cuadro es la Virgen María, ricamente vestida y flanqueada por cuatro Ángeles y dos paisajes al fondo, destacando el bellísimo Niño Jesús el cual se encuentra distraído con un libro entre sus manos y el ofrecimiento que su Madre le hace de una Rosa. Un cuadro, que si estuviera fuera de Sevilla, seguro que más de un tonto le diría a usted que lo conoce y no sabe lo que se pierde. Pero como está aquí, pues seguro que ni lo conoce.

Virgen de la Rosa de Alejo Fernández en la Catedral de Triana.

La desaparecida fuente de la Virgen de los Reyes del Parque de María Luisa.


Tuvo el Parque de María Luisa una hermosa fuente con el nombre de la Virgen de los Reyes,  encontrándose detrás del Museo Arqueológico.

La maravillosa obra fue realizada por el gran arquitecto Aníbal González y el escultor Adolfo López en 1921 o 1922, estando la Virgen de los Reyes  realizada en barro cocido, vidriado y esmaltado, la cual tenía a los lados en unas hornacinas a San Fernando entre San Leandro y San Isidoro, y a Santas Justa y Rufina con la Giralda. Todas estas figuras fueron esmaltadas en blanco y azul en el taller de Montalbán,  pudiéndose ver por encima del bello conjunto una bellísima crestería plateresca. Toda una joya, que el  Parque seguro sintió su pérdida.

Desaparecida Fuente de la Virgen de los Reyes.


Virgen de los Reyes de la antigua fuente desaparecida, hoy en la Residencia de Sacerdotes de la calle Becas.

Tu belleza.


Porque no hay belleza en el mundo que te iguale, porque no hay Diosa que se te pueda comparar. Porque ni Venus ni Afrodita, en la belleza pudieron contigo, Macarena.

Foto de Francisco Narbona Soto.

Cuevas.

Con todo lo que nos está cayendo, no me extraña, que tengamos que ocupar alguna que otra cueva como el hombre del Paleolítico. Eso sí antes no nos la quitan por la jeta.

Bares Cofrades.


Me gustan más los bares cofrades que sus dueños me atienden del carajo, que los que están llenos de muñecos sin sentidos haciéndonos ver que representan a un Cristo o una Virgen, cuando son sólo eso, muñecos.

Por el camino que vamos.


Por el camino que vamos, cada vez estamos más cerca del hombre del Paleolítico, que era nómada, dependía de la naturaleza mediante la caza, la pesca y la recolección de frutos, cuando se desconocía la agricultura y la ganadería.

Aunque muchos piensen que  la humanidad desde entonces ha evolucionado, no es así, y si ha evolucionado ha sido para los de siempre, los RICOS CORRUPTOS.

Barquito que no está al alcance de cualquiera, aunque lo tienen tela de ricos corruptos.

Salvajismo.


En tres estapas han sido dividida la Prehistoria : Paleolítico, Paleolítico Medio y Neolítico. Pero el investigador Henry Morgan, las clasifica en tres: salvajismo, barbarie y civilización.

 Si nos ponemos a pensar sólo un poco, nos daremos cuenta que todavía seguimos en el periodo del SALVAJISMO.

Prehistoria.


En la Prehistoria, el hombre aprende a perfeccionar los instrumentos necesarios para su subsistencia. De ellos se tienen prueba como hachas y rascadores fabricados con sílex y cuarcitas.

Hoy, aunque no estamos en la Prehistoria, también el hombre perfecciona no los instrumentos, sino el ingenio para llegar a fin de mes por la monstruosa corrupción.