domingo, 4 de diciembre de 2016

Curiosidades cofradieras. Miedo a salir.


Curiosidades cofradieras. Miedo a salir.

De 1932 a 1936, las Cofradías que salieron lo hicieron con cuerpos de nazarenos muy cortos por miedo a los disturbios violentos de la explosión de petardos o disparos, lo que hacía que los hermanos con su incómodo hábito en el momento del conflicto no pudieran quitarse  ligero del sitio. Por eso no salía casi nadie con más de 40 años o mayor. Hoy los disturbios violentos y petardos son otros, el gran número de niñatos que la Cofradía se encuentra por cualquier calle y encima lo tienen que aguantar.

Foto de Juan Ramón.

El Palio de la Virgen de los Dolores de Carmona.


Saca la Virgen de los Dolores de la Hermandad de Jesús Nazareno de Carmona el Palio más antiguo de la provincia, el que parece ser también de toda Andalucía. 

Este bellísimo Palio se ejecutó en 1695 por el platero Simón López Navarro, el que está realizado mediante apliques de plata de ley en el techo y en las bambalinas recta en la parte alta y en la inferior con pequeños trilóbulos calados. Representando en la cara exterior la leyenda del Profeta Simeón.

 El techo de Palio lleva un Sol con flores y estrellas de plata. Toda una joya que el tiempo nos ha legado para  la Semana Santa de Carmona.

Vía Crucis cerámico de la Iglesia de Santa Marina.


Precioso y curioso Vía Crucis cerámico podemos ver en la Iglesia de Santa Marina de Sevilla, el que incluye las representaciones de quince hermandades sevillanas: Montesión, Redención, San Gonzalo, Carmen Doloroso, Macarena, San Esteban, Pasión, San Roque, Valle, Exaltación, Montserrat, Siete Palabras, Javieres, Santa Marta y Resurrección.














El Resucitado de Sevilla.


Fue en 1972, cuando la Comisión Organizadora de la Hermandad encargó al imaginero Francisco Buiza la talla de una imagen que representara la Resurrección de Jesucristo.

La Corporación hablo con Buiza, que descartara la iconografía escultórica tradicional del Resucitado y que lo representara en elevación desde el Sepulcro, no con una Cruz o lábaro de pie en actitud de bendecir, por lo que se inspiro en el Resucitado de Murillo de 1655 que se conserva en la Academia de San Fernando de Madrid. Mientras que en el paño de pureza se inspiró en el magnífico Cristo de los Cálices de Martínez Montañés de a Catedral sevillana.

La imagen está realizada en pino de Flandes y mide 1,74 m. Se bendijo el 14 de abril de 1973, Sábado de Pasión.

Foto Sevilla a través de un objetivo.

La Ceremonia del Descendimiento de la Hermandad de la Soledad de Alcalá del Río.


Esta curiosa Ceremonia del Descendimiento se viene celebrando desde el origen de las Hermandades de la Soledad, la cual rendían culto al Señor Yacente. 

Hoy por ejemplo se mantiene en Alcalá del Río con la entrada de la Cofradía del Viernes Santo a las doce de la medianoche en el prebisterio de su Iglesia, que una vez terminada la Estación de Penitencia el Cristo articulado  es desclavado de la Cruz por dos hermanos que representan a José de Arimatea y Nicodemo. Siendo presentado a la Virgen y luego trasladado al paso del Sepulcro para nuevamente procesionar.

El Crucificado de la Vera Cruz de Manzanares (Ciudad Real) de Ortega Bru y el de Montesión de Sevilla.


De este portentoso Crucificado de la Vera Cruz de Manzanares se podría decir tranquilamente, que es el hermano del gran Crucificado de la Hermandad de Montesión de Sevilla, el cual no procesiona y realizó el maestro Ortega Bru en 1954.

 A pesar de su gran parecido hay alguna diferencia como la policromía marfileña en el de Montesión  y en el de Manzanares unos tonos más contrastados, lo que no deja de ser ante la visión del creyente que sean casi iguales.

El Cristo de la Vera Cruz de Manzanares lo realizó el maestro de San Roque en 1957. Un Crucificado que procesiona en la tarde del Viernes Santo en el antiguo paso del Nazareno de Huelva. Nos impresiona de esta imagen como en casi todas las de Ortega Bru, la fuerza de sus gubiazos en la madera.

Crucificado de Montesión.


Crucificado de Manzanares.