domingo, 25 de junio de 2017

Incendio.


Si al que provoca incendios le cortaran las dos piernas y los dos brazos, ya verían como este tema se solucionaría del tirón.

No existe la política.


No existe la política. Existen los imbéciles que en ella creen y le dan de comer a esos ENERGÚMENOS.