domingo, 14 de enero de 2018

La Iglesia del Buen Suceso .


Esta maravillosa y bastante desconocida Iglesia del Buen Suceso situada en la plaza del mismo nombre, es sin duda toda una joya del barroco sevillano. Pues posee obras de Martínez Montañés, Alonso Cano y Domingo martínez. Iglesia que pertenece a la Orden Tercera de PP. Carmelitas, siendo el único vestigio que queda del Hospital de Nuestra Señora del Buen Suceso o de los Convalecientes.

Destaca de la Iglesia su retablo mayor, diseñado y pintado por el conocido pintor Domingo Martínez, en el que podemos ver el árbol genealógico de Cristo según San Mateo. La Virgen del Carmen es la que preside dicho retablo, obra realizada por Rafael Barbero en 1945.

Por desgracia, como tantas otras Iglesias sevillanas, en 1931 le prendieron fuego, perdiendo una magnífico patrimonio que es de todos por culpa de esos indeseables quema-iglesias, que así es como solucionaban la mayoría de sus cosas, quemando y quemando.

Iglesia del Buen Suceso .


Sevilla tiene.

Sevilla tiene tanto que ofrecernos, que no tiene tiempo para mirarse en ella. De ahí su grandeza.

Sevilla es.


Sevilla fue y será, la mejor modelo por su belleza para cualquier artista.

El arquitecto José Espiau .


Nació el arquitecto José Espiau en Sevilla el 14 de Noviembre de 1879, y falleció el 7 de Mayo de 1938, considerado uno de los más grandes arquitectos del estilo tradicionalista y regionalista de la primera mitad del siglo XX.

Estudió Espiau en el colegio de los Padres Escolapios, para luego realizar su carrera de arquitecto en la Escuela de Arquitectura de Madrid en 1902. Influyendo bastante en la formación del artista su padre, José Espiau de la Coba, el que fue un gran maestro de obras.

Entre las numerosas obras de una grandísima calidad que dejó en Sevilla Espiau destacan; el Hotel Alfonso XIII en 1929, o el bellísimo edificio de Pedro Roldán en 1925. Todo un Artista en su faceta y del que más de un arquitecto hoy, por llamarlo de alguna manera, podría aprender de este grande.

Edificio de Pedro Roldán.

Los Ángeles.


Los Ángeles si es que existen, hoy estarán de luto por una persona que en esta vida fue un Ángel. Pero de carne y hueso.