domingo, 13 de enero de 2019

Calle Imagen de Sevilla.



Esta calle se inicia en la sevillana plaza de la Encarnación  y concluye en la muy cercana plaza del Cristo de Burgos, calle que fue ensanchada y que era muy estrecha. Nada que ver con la de hoy, una de las calles más feas sin duda alguna de Sevilla.

La calle Imagen en el siglo XVII  aún no tenía nombre, apareciendo por primera vez con el nombre de Imagen en 1684 por un retablo de la Virgen que existía y que llegó hasta a mediados del siglo XIX. Pero este nombre le sería sustituido por el Dr Almirante Valdés y de Flores en 1848, quien vivió un tiempo en dicha calle.

En 1868 volvería a llamarse calle Imagen, y al año siguiente Calvo Asencio, por el fundador del periódico Iberia, y en 1875 volver a llamarse con el nombre de Imagen hasta hoy. Como ven, los cambios de nombres de nuestras calles no es nuevo de hoy, también antes se cambiaba tela del telón los nombrecitos.

El Vapor Iparaguirre.



El Vapor Iparaguirre fue construido en el astillero británico de Jarrow (Newcastle) en 1882 para la naviera francesa "D'Orbigny", con el nombre de Rivera de Gier. Un valor a carbón de casi 80 metros de eslora y unos 11 de manga que se dedicaba al transporte de todo.

Fue adquirió el Iparaguirre en 1912 por la naviera "Santurzana de Navegación S.A.", de Santurce (Vizcaya), dedicándose desde entonces al transporte de salazón, maderas y otras mercancías. Este Vapor llegó a Sevilla el 15 de Julio de 1914 para recoger un cargamento de paja, el que pasado unos días la bodega se incendió y puso en peligro casi a todo el puerto de Sevilla y hasta a la Torre del Oro.

Al llegar los bomberos para apagar el incendio del Iparaguirre, echaron tantísima agua que se hundió de proa como se puede apreciar en la foto. Pasado el susto y que no hubo desgracias personales gracias a Dios, meses más tarde pudo ser reflotado y reparado para seguir navegando por las aguas del Guadalquivir.