miércoles, 17 de junio de 2015

Un día como hoy.Orfebre García Armenta.


Un día como hoy 18 de Junio de 1971, fallece en Sevilla don Emilio García Armenta, gran orfebre que realizó entre otras obras el paso de palio de la Virgen de la Angustia de la Hermandad de los Estudiantes.

Un día como hoy. Cardenal Bueno Monreal.


Un día como hoy 18 de Junio de 1964, el Cardenal Bueno Monreal concede a la Hermandad del valle la reliquia de la Espina del Señor.

Un día como hoy. Capataz Carmelo Franco.


Un día como hoy 18 de Junio de 1943, nace en Sevilla el capataz don Carmelo Franco del Valle, autor del curioso libro "Martillo y Trabajadera", cien años de historia.

Un día como hoy.Manuel Font de Anta.


Un día como hoy 18 de Junio de 1940, son trasladados desde Madrid los restos mortales del gran músico Manuel Font de Anta para ser enterrados en Sevilla.

Un día como hoy. Martínez Montañés.


Un día como hoy 18 de Junio de 1649, es víctima de la gran epidemia el escultor Juan Martínez Montañés, siendo sepultado en la antigua Parroquia de la Magdalena.

La gota.


La gota no es precisamente la del grifo a la que nos referimos, es a la que suelen decir que es un mal de gente ilustre. Y todo porque la padecieron personajes como Carlos V, su hijo Felipe II que la heredó y otros muchos personajes de la historia que es imposible decir porque no terminariamos. 

Y muchos se dirán a qué viene todo esto. Pues no se preocupen que yo se lo cuento. Hace poco hablando con un señor bastante arrogante y sabelotodo, me decía que la gota la padecían y padecen gente ilustre (valiente analfabeto y estúpido) cuando yo he conocido gente que la tienen y no son personajes ilustres, ni ricos ni nada por el estilo, sólo y si me apuran han sido Ilustres en la Barra de un Bar, por ir a diario a tomarse su copa y ser atendidos como Dios manda. Como la vida misma.

La Loca del Sacramento.


Empezaré diciendo a los que no la conocen, que no estaba loca ni mucho menos, lo de " La loca del Sacramento " es un grandísimo elogio o piropo que le dieron en sus bulas los Papas Julio II y León X. Pero nunca en tono despectivo como pueden pensar muchos.

 Teresa Enríquez, ya viuda del Comendador Mayor de León, Gutierrez de Cárdenas y amiga de Isabel la Católica vivía recluida en su retiro de Torrijos (Toledo),  dedicada solo a obras pías y a su gran devoción: la adoración del Santísimo, la que tiene la placita doña Teresa dedicada en Sevilla gracias al párroco de San Vicente don Francisco de Torres Galeote, quien solicitó al Ayuntamiento de Sevilla en el año 1919 el cambio de nombre de la placita adosada a la parroquia, que se llamaba de Gunderico y anteriormente de los Godos por el de doña Teresa Enríquez, "La Loca del Sacramento" un 24 de Octubre de 1919.

Fueron los franciscanos quienes divulgaron por Italia las Cofradías del Santísimo Cuerpo de Cristo, estableciéndose una en Roma por un clérigo en 1501. Pero dicen que eran tan pobres, que en la Cuaresma de 1506 desde el púlpito de San Lorenzo in Dámaso un fraile pidió ayuda para la Cofradía, noticia que llegó a Torrijos y generosa doña Teresa acudió en su ayuda, formándose la primera Cofradía Sacramental en Roma, para la adoración y acompañamiento del Santísimo Sacramento por la dama española.

Autorizó el Papa Julio II a doña Teresa instituir Cofradías por todos los reinos de la España y de toda la cristiandad, por lo que se le considera fundadora de todas las Hermandades Sacramentales que desde entonces se instituyeron por ella.

En Sevilla la primera Hermandad Sacramental es la del Sagrario de la Catedral, siendo la de San Lorenzo la primera que sacó el viático bajo palio llevado por cuatro sacerdotes. Una gran historia de una gran mujer, Teresa Enríquez, "La Loca del Sacramento".

Teresa Enríquez falleció el 4 de Marzo de 1529.


Sertorio, la cierva y los milagros de un circo.


Igual que hoy se hace un circo con milagros que son sacados de la manga, también antes se las ingeniaban para quedarse con un pueblo analfabeto que todo se lo creía.

Tras la Conquista de Sevilla por los romanos, Sertorio se aseguro la confianza de los sevillanos explotando lo mágico y lo milagroso. Igual que hoy a pesar de que algunos todavía no quieran verlo siguen haciéndolo. 

Sertorio iba acompañado de una cierva blanca Inmaculada que estaba domesticada por él, acercando su hocico al oído de Sertorio y emitiendo un suave sonido como si estuviera diciendo algo. Sertorio que no tenía ni un pelo de tonto hizo correr entre el pueblo de que la voz de aquella cierva era sagrada y a través de ella los dioses le transmitía  sus consejos y órdenes, así cada decisión que tomaba el Sertorio de los cojones era acatada con muchísimo temor y reverencia, igual que hoy siguen muchos estos pasos para quedarse no sólo con el pueblo, sino hasta con sus muertos.

El fanatismo hacia los Dioses.


Como antes y ahora el ser fanático de cualquier cosa puede llevar a uno a tener serios problemas, si no que se lo digan a César, del que se dice que tuvo en Sevilla un amor con una joven llamada Syona Julia, la que le dio dos hijos, siendo el primero el que César sacrificó para ganarse la protección de los dioses y que enterró su cuerpo lleno de sangre bajo el cimiento de la muralla.  

Julia al enterarse de la muerte del hijo escapó de César y ocultó al segundo hijo, el cual cambiando su nombre de identidad sería el que más tarde con el nombre de Bruto dio muerte al fanático  César. Tengan cuidado con algunos y algunas que no ven más allá de su nariz, porque el fanatismo igual que los celos lo único que traen son problemas.

La Virgen del Pilar en Sevilla.


Ni la Virgen de los Reyes ni la Virgen de la Hiniesta como muchos creen fueron la primera Patrona de Sevilla, fue la Virgen del Pilar.

Por los años 40 después de Jesucristo, salió de Roma el Apóstol Santiago y se dirigió a España hacia la región más rica, que era la Bética, (no teniendo nada que ver con el equipo del Betis, que el Apóstol no fundó), pero sí cuando llegó a Sevilla inicio su evangelización. Uniendo un  pequeño grupo  nombrando Obispo de éstos a un hombre bueno y humilde, al que bautizó con el nombre de Pío.

 Pío fue de oficio escultor y había nacido entre La Puebla del Río y Coria del Río. Era buen artista y haciendo escultura para el adorno se ganaba la vida.

De  Sevilla marcho Santiago a evangelizar otras ciudades de la Bética, y cuando volvió a Sevilla le dijo a Pío que se iba de viaje a la región Tarraconense, rogándole que le acompañase. Puesto en camino, Santiago y Pío llegaron a Zaragoza, y ante los problemas que se encontraban para convertir a aquellos paganos, Santiago desilusionado y sentado a la orilla del Ebro junto a Pío se pusieron a llorar. Es cuando la Virgen que todavía no había muerto se les apareció a los dos en cuerpo y alma puesta de pie sobre una columna de piedra que había en aquel lugar.

Quedando tras la visión Santiago algo más tranquilo, mandó a Pío a Sevilla y le encargó al ser escultor, que labrase una imagen de la Virgen María tal como la habían visto ambos, y que la colocase sobre el altar de su Iglesia o casas de reuniones de los cristianos en Sevilla teniendola como Patrona, así con la Virgen se mantendría la comunidad cristiana en la ciudad. Cuando Pío regresó a Sevilla cogió y marchó a su taller junto al río, para del barro hacer la imagen de la Virgen puesta en pie sobre la columna o pilar y luego llevarla donde se reunían los cristianos a la que sería la primera Iglesia de Sevilla situada a espalda del Circo, actual calle Fray Isidoro de Sevilla.

Al ser el cristianismo autorizado se construyó la Basílica Parroquial de San Vicente, a la que fue trasladada  la Virgen del Pilar, Patrona de Sevilla, que permaneció allí hasta la invasión musulmana del año 711, la cual desapareció de Sevilla sin saber donde se encuentra. Todo un misterio como tantísimos otros, que guarda la gran Sevilla.

El villancicos del Verano. Sombrillas sobre Sombrillas.

Como la vida misma. Coronaciones de Vírgenes.


¿ Será lo de tantas coronaciones porque España es monárquica ?.