martes, 28 de junio de 2016

Beatriz de Silva y la Inmaculada.


Fue Beatriz de Silva la fundadora de la Orden de la Concepción Franciscana, que estando en la corte de Tordesillas en 1453 fue víctima de unos celos falsos por parte de la reina Isabel de Portugal, que creía que su esposo le tenía un gran afecto, por lo que ordenó la muy hija de puta que la encerraran en un baúl con llave durante tres días. 

Cuando su tio Juan José de Meneses logró abrirlo, pensó que estaría muerta pero se llevó una gran alegría al verla bien y sin ningún síntoma. Una vez fuera de su baúl, Beatriz contó algo mágico, increíble de creer. Decia que se le apareció la Virgen Inmaculada con un niño en brazos, vestida de blanco y envuelta en un manto azul con una luz especial. 

La Virgen confortó  a Beatriz y le anunció su pronta liberación pero a la vez le ordeno que fundara una orden en su honor de su Concepción sin mancha con el hábito que traía puesto. Sin olvidarnos que en una de las últimas apariciones de la Virgen a Beatriz le dijo: <<Hija, de hoy a diez días has de venir conmigo, que no es nuestra voluntad que goces acá en la tierra de esto que deseas.>> Y si esta historia es increíble, más lo fue cuando en la agonía de su muerte al recibir la sagrada unción se le grabó en su frente una estrella, todo un enigma o signo de su santidad.

Notas.

Y dijo el bohemio: Por las Redes Sociales ningún niño saca malas notas de fin de curso, que mal me huele esto joder.

No entiendo.


No entiendo ni quiero entender de política ni de monarquía alguna. Para mí siempre fueron los Reyes los que están en la calle sin techo y día a día siguen agonizando más que viviendo en esta mierda, y mis políticos aquellos bohemios cultos que nuestra sociedad siempre apartó porque no interesaba que pensarán. No entiendo ni quiero entender.

En un País.


En un País de imbéciles, sólo seguiremos jugando al Parchís y la Oca como mucho.

La Virgen de la Leche y sus gotas.


Otra curiosidad, leyenda o todo un misterio es el de la Virgen de la Leche, entre cuyas virtudes se encuentra la gracia de acudir al Pulgatorio para desde arriba derramar de sus pechos gotas de leche. 

Cuentan, que el cautivo que  lograra tomar algunas de ellas con su lengua se salvaba al completo y subía al cielo desde las mazmorras para nunca más volver allí, (hoy en España, aunque nos cayera en la lengua 1000 gotas no nos salvaría ni de coña de ningún corrupto sin escrúpulos).

Andalucía.

Recordar que la tierra da más frutos que muchos monumentos, cosa que en Andalucía por desgracia ni uno ni otro dan un carajo.

Políticos.


No hay cosa mas guarra y demencial, que políticos corruptos culpen a otros como si fuesen los causantes de su caída en el poder mientras un pueblo sigue perdido entre sombras y una locura creada por estos.

Libros.


Los libros con muchas fotos y poca historia son sólo eso, una mierda.

Una de las tantas leyendas de la Virgen del Pilar.


Según la leyenda, esa que muchos en ella no creen pero hay que reconocer que engrandecen aún más nuestra historia, la Virgen del Pilar fue la primera aparición reconocida de la Virgen, y tuvo lugar en tierras de nuestra patria, España, en el año 40 de nuestra era al apóstol Santiago a orillas del río Ebro cuando todavía estaba viva la Virgen.

Según la monja Soriana María de Jesús de Ágreda en su libro revelado Mística Ciudad de Dios (1670), da algunos detalles del siglo I sobre la Virgen del Pilar. Enigma o leyenda que cuenta así:

Estando un día la Santísima Virgen orando por Santiago, se le presentó su Divino Hijo en persona y le dijo: <<Quiero, madre mía, que vaya a Zaragoza, donde está ahora Santiago, y le ordenes que vuelva a Jerusalén, y, antes que parta de aquella ciudad, edifique en ella un templo, en honra y título de vuestro nombre, donde seáis venerada e invocada para beneficio de aquel reino, y beneplácito vuestro y de nuestra beatísima Trinidad. Madre mía, en quien complace mi voluntad: yo os doy mi Real Palabra de que miraré con especial clemencia y llenaré de bendiciones de dulzura a los que con humildad y devoción vuestra me invocaren y llamaren en aquel Templo, por medio de vuestra intercesión.

Aunque la jornada se pudo hacer en brevísimo tiempo, ordenó el Señor que fuese de manera que la Purísima Madre, en manos de serafines y acompañada de ángeles, formando coros de dulcísima armonía, viniesen cantando a su reino loores de júbilo y alegría, mientras unos ángeles traían una columna y otros portaban con gran veneración una imagen de la Reina del Cielo.

En España.


En España todo bien, mientras tengamos cachondeo, cervecita y abuelas que dejarle los niños del CARAJO. Así nos va, como un MOJÓN que tiene toda la cara de uno que yo me sé.