martes, 12 de mayo de 2015

Dos opciones para tener las partes íntimas fresquita.


Ante esta calor brutal hay dos opciones para aquellos que no quieran encender el aire, meter los calzoncillos y bragas en el congelador por docenas y ponérselo.

Calor.


Más calor que haciendo el amor en una azotea.

Llevo una cruz muy grande.


Desde hace tiempo llevo una Cruz muy Grande, he ido a psiquiatras, psicólogos y ninguno me la han podido quitar. Porque llevo a la Cruz del Campo.

Si los imbéciles.


Si los imbéciles volaran no habría aeropuertos.

La marihuana.


La marihuana se debería de legalizar, ¿pues no está casi legalizada la CORRUPCIÓN y no pasa nada?.

La Cilla del Cabildo de Osuna.


Magnifica casa la de la Cilla de Osuna, que fue edificada para servir de almacén del grano que los ciudadanos pagaban a la Iglesia como impuesto (diezmo), la cual nos da un aspecto que parece un gran palacio por su grandiosa y monumental fachada.

La Cilla es obra de 1773 del maestro Alonso Ruiz Florindo, quien ejecuto una soberbia fachada, presidida por la Giralda y las imágenes de Santa Justa y Rufina entre jarrones de azucenas, estando todo el conjunto labrado en piedra. Y su fachada con cinco pilastras decoradas con estrellas y otros adornos con ventanas cubiertas por tejaroces, todo un espectáculo arquitectónico digno de ver.