miércoles, 6 de julio de 2016

El Crucificado de la Buena Muerte, todo un modelo en la imaginería.


La maravillosa imagen del Cristo de la Buena Muerte de la Hermandad de los Estudiantes es una de las representaciones más logradas en la Capital Hispalense, como también lo es en Andalucía y en toda España.

Fue el creador de tan portentosa imagen  Juan de Mesa y Velasco, todo un Dios de la madera al igual que su maestro Martínez Montañés, por eso la imagen del Crucificado ha sido modelo de muchísimas imágenes en Andalucía como por ejemplo de estos dos casos que exponemos solo porque sino no terminaríamos; el Cristo de la Buena Muerte en Córdoba de Castillo Lastrucci  (1944) y el Cristo de la Misericordia en Huelva de Gabriel Cuadrado Díaz  (1983).

 Estos son solo dos ejemplos del magistral Crucificado de Juan de Mesa que sirvió como modelo. Sin olvidarnos que hay toda una gran colección de Crucificados inspirados en el de la Hermandad de los Estudiantes y del que muchos grandes imagineros de antes como de ahora lo han tomado como modelo y lo seguirán tomando, sobre todo su inigualable sudario copiado hasta la saciedad.

Crucificado de los Estudiantes.


Crucificado de la Buena Muerte de Córdoba.


Crucificado de la Misericordia de Huelva.

Veraneo.


Que bien, que bien hoy comemos con Isabel...y con más gente que la serie Con Ocho Basta. Sólo falta la amiga o cualquier vecino amigo del abuelo o algún pariente para que se le cuele en su piso de veraneo de cuarenta metros cuadrado y usted se tenga que ir al BAR.

Que milagro que Obama.


Que milagro más grande que Obama nos cambiará la Nasa por la Junta de Andalucía. Que milagro MILAGRÓN.

Obama.


¿Cogerá mi amigo íntimo Obama el Carril-Bici porculero?.

Obama.


¿Tendrá el honor Obama de ser elegido Pregonero de la Semana Santa?.

El amor.


El amor muchas veces es como una tormenta de Verano, entra fuerte y se va más rápido.

Que llueva no es malo.

Que llueva no es malo, mientra que no caigan dardos envenenados de nuestros políticos aguantamos todo, pero todo.

Creer en Dios.


Con la cartera llena es más sencillo creer en Dios. No es lo mismo el pobre que nada tiene que el rico que no da ni los buenos días .

Sanfermines.


Que bonito sería ver correr a los políticos en los Sanfermines .