viernes, 8 de diciembre de 2017

Ser Maricón.


No es malo ser Maricón, de hecho tengo grandes amigos que lo son y nunca he tenido ningún problema. Lo malo es querer ser Maricón sin serlo.