domingo, 18 de noviembre de 2018

El techo de palio de la Virgen del Rocío.



El techo de palio de la Virgen del Rocío de la Hermandad de la Redención fue diseñado por Dubé de Luque, y realizado en el taller de Caro en 1977.

Destaca de dicho techo su Gloria, en la que aparece la Paloma del Espíritu Santo bordada, siendo la anterior Paloma esculpida en plata. Un techo que también fue enriquecido por el taller del conocido Francisco Carrera Iglesias.

Creer.


Creer no es solo tener fe y quedarse aferrado en lo que uno cree, para nada. Creer es buscar siempre en ese misterio y no dejarlo.

Los más fanáticos, no creyentes que para nada hay que confundirlos, nunca insistirán en buscar mas allá de lo que le hayan dicho. Y si digo nunca es porque es más cómodo quedarse con la fe ciega que buscar verdades que nunca nos dijeron en muchas homilías.

Para creer no se cuantas veces me han dicho que lo que hay que tener es solo mucha fe, algo que usted al igual que yo lo habrá escuchado miles de veces. Pero claro, no todo el mundo nos conformamos con algo tan simple y correcto, como quedarnos solo en tener fe, no, insisto, hay que seguir siempre buscando en ese misterio que es la fe.

Con esto no quiero decir que no crea, no. Lo que expongo es que el creer como nos lo han vendido desde siempre en nuestra religión como en otras es casi una trola sacada de la manga de muchos sabios engañadores del pueblo, casi siempre de los más desfavorecidos y desesperados por la maldad de los poderosos, esos pobres no tienen tiempo para buscar en el misterio de la fe, pero usted a lo mejor si.