miércoles, 27 de noviembre de 2019

El famoso rebujito.



Es curiosa la historia del rebujito, o mejor dicho su origen, el que nada tiene que ver con Sevilla aunque en su Feria de Abril se beba tela del telón muchas veces con más hielo que vino. Su origen es inglés, y se llama "sherry cobbler".

Aquí en España el famoso rebujito  toma auge por unos farmacéuticos granadinos, los que por los años ochenta en la caseta de "La Rebotica" de la Feria del Corpus de Granada se quedaron sin bebida y buscando dieron con unas botellas de vino de Jerez. Unas botellas que al ser de otro año no estaban en buen estado, por eso para disimular el sabor la mezclaron con Seven Up, que fue lo que tenían a mano sin pensar nunca en el exitazo que años después tuvo el rebujito y sigue teniendo engordando los bolsillos de un montón de golfos que lo sirven como un mojón.

Viene el rebujito de rebujo, vino con azúcares y agua carbonatada bastante típico en Huelva. Pero hay que decir, que esta bebida que lleva más hielo que otra cosa tiene su verdadero origen en la Inglaterra Victoriana del siglo XIX. El sherry cobbler, el que es el antecedente del rebujito feriante, cocktail compuesto con vino de Jerez, Soda, azúcar y una rodaja de naranja, nada que ver con los que en la Feria le ponen corriendo y carísimo para ser casi todo hielo.