martes, 3 de febrero de 2015

San Isidoro de Sevilla.

Fue el padre de San Isidoro Severiano, un alto funcionario de Cartagena, que al ser ocupada por los bizantinos, Severiano no aguanto las humillaciones de verse sometido a los extranjeros, y aunque eran oficialmente aliados se marchó voluntariamente con su esposa y con sus hijos Leandro, Fulgencio y Florentina a Sevilla, donde nació Isidoro en el año 560.

Cuando tan solo tenía 18 años San Isidoro, Leandro tuvo que hacer un viaje a Constantinopla, y desde allí le escribió para encargarle que defendiera la fe católica en la lucha que se había planteado entre el rey Leovigildo, arriano, y su hijo Hermenegildo, católico. Así desde su primera juventud se vio Isidoro en trances que tuvo que tomar decisiones graves, asumiéndolas como mejor pudo hasta que Leandro llegase a Sevilla y cogiera las riendas de nuevo.

Algunas personalidades colocan a San Isidoro en la línea de San Jerónimo, siendo las "Etimologías" de San Isidoro una auténtica enciclopedia del saber humano de aquellos tiempos, las cuales sirvieron en todas las escuelas y monasterios medievales, formándose en sus páginas muchísimos personajes.

San Isidoro de Murillo.

La mala suerte de los Bécquer.


Nació Gustavo Adolfo Bécquer el 17 de Febrero de 1836 en Sevilla en la calle Conde de Barajas, donde también nació su hermano el pintor Valeriano, que desde la infancia de ambos fueron acompañados por la desgracia. Cuando quedaron huérfanos fueron mantenidos por su tío el pintor Joaquín Domínguez Bécquer, quien trabajosamente se ganaba el pan para sacarlos adelante, estando en tal pobreza que dicen que Valeriano dibujaba por las noche a la luz de la luna para no gastar dinero.

Muy jóvenes ambos hermanos marcharon a Madrid con la ilusión de hacerse famosos y ricos, manteniendo la confianza que tenían en sus trabajos, el uno como escritor y el otro como pintor; pero todo fue una triste desilusión en Madrid, porque al no ir acompañado de ningún padrino muy difícil le resultó a los hermanos salir adelante.

Se estableció Gustavo Adolfo en un cuchitril, cuarto muy pequeño que no tenía más luz que la que entrada por una estrecha ventana que daba a un oscuro patio, recorriéndose día tras día Bécquer las imprentas buscando quien le encargarse algún libro, para que le publicaran algunos versos en algún periódico sin que le pagasen nada, y encima agradeciendo el gesto. Hoy es al contrario, cualquier estúpido escribe y le publican hasta el carnet de identidad. Gracias al escritor sevillano Grabiel García Tassara, obtuvo que le dieran empleo en una oficina del Estado, consiguiendo que críticos como Juan Valera, hablasen bien de él.

Gustavo Adolfo se enamoró de Casta Esteban Navarro, mujer inteligente y cultivada, hasta tal punto que llegó a escribir un libro de cuentos. Apenas se casó perdió su empleo, porque al  parecer al jefe le molestaba que Gustavo hiciera versos, pero al fin, Gustabo Adolfo consiguió entrar en el periódico El Museo Universal, en el que publicó algunos cuentos y llamó a su hermano Valeriano para que entrase como dibujante del mismo. Otro trabajo que consiguió fue el de censor de novelas en el Gobierno de González Bravo, que le ayudó algún tiempo a mantenerse, siendo por esa época cuando enfermó como su hermano de tuberculosis, y todo por la mala alimentación y trasnochar en exceso, marchándose para la recuperación a Veruela, donde pasó unos días y después largas temporadas.

Escribió Gustavo Adolfo Bécquer una biografía muy sentida de su hermano Valeriano, en la que enumeró los trabajos artísticos de éste, cayendo despues de escribir la biografía  en un profundo abatimiento, que parecía que su hermano lo llamaba desde el más allá, falleciendo el gran POETA el 22 de Diciembre de 1870, a los treinta y cuatro años de edad, tres meses después que su hermano. Después de conocerse su muerte, algunos amigos se reunieron en el estudio del pintor Casado del Alisal, acordando costear entre todos la edición de las poesías de Bécquer en un libro, siendo así como se reunieron las famosas "Rimas", las que formaron un volumen que se agotó rápidamente.

Volverán...

Un día como hoy.José Mena Martagon.


Un día como hoy 3 de Febrero de 1924, nace don José Mena Martagón, autor del libro "Crónica de la Coronación Canónica de Nuestra Señora de la Esperanza Macarena" en 1969.

Un día como hoy.Manuel Fernández -Campos Hará.


Un día como hoy 3 de Febrero de 1999, fallece en Sevilla el locutor don Manuel Fernández-Campos Hará, creador del programa "Cruz de Guía".

Un día como hoy.Pintor Rafael Blas.


Un día como hoy 3 de Febrero de 1961, fallece don Rafael Blas Rodríguez, pintor muralista.

Un día como hoy.Pintor Rafael Blas.


Un día como hoy 3 de febrero de 1885, nace en Sanlúcar la Mayor (Sevilla) el pintor muralista don Rafael Blas Rodríguez, que pintó la la cúpula de la capilla de la Hermandad de San Lorenzo.

Un día como hoy.Fotógrafo Juan José Serrano.


Un día como hoy 3 de Febrero de 1884, nace en Ávila el genial fotógrafo don Juan José Serrano, que realizó para la Semana Santa bellísimas fotografías.

Foto de Serrano.

Un día como hoy.Título al Amor.


Un día como hoy 3 de Febrero de 1824, el Papa León XII otorga el primer Título de Pontificia para la Hermandad del Amor.

Foto de Rafaes.

Un día como hoy.La Lanzada.


Un día como hoy 3 de Febrero de 1810, durante la Guerra de la Independencia, los franceses entran en el Convento de San Basilio y deterioran las imágenes de la Lanzada.

Un día como hoy.Reglas de los Panaderos.


Un día como hoy 3 de Febrero de 1601, el Cardenal Niño de Guevara aprueba las primeras Reglas de la Hermandad de los Panaderos.

Un día como hoy.Tomás Pérez.

Un día como hoy 3 de Febrero de 1570, nace en Sevilla el antiguo Hermano Mayor de la Cofradía del Silencio Tomás Pérez, quien tomó la iniciativa de que la Hermandad hiciera el voto de sangre para defender el misterio de la Inmaculada Concepción.