lunes, 4 de septiembre de 2017

Curiosidades cofradieras. Jesús Cautivo en el año 2000.


Fue el 9 de Marzo del 2000, cuando vuelve a la Parroquia del Juncal Jesús Cautivo tras su restauración por el profesor Juan Manuel Miñarro.

 Dicha imagen quedó expuesta en Besamos al día siguiente, la cual fue bendecida por el Director Espiritual Don Luis Mena Clemente.

Foto Hermandad del Juncal.

Curiosidades cofradías. La Virgen del Amparo y un altar en 1752.


Fue el 3 de Noviembre por decreto del Arzobispo coadministrador de la Diócesis, cuando concedió a la señera y clásica Hermandad del Amparo el uso de altar que venía ocupando en la desaparecida Parroquia de Santa María Magdalena, el que a través de un memorial la Hermandad había manifestado el deseo de reformarlo y mejorarlo, " hasta dejarlo con el mismo primor y decencia con que estaba el vecino retablo dedicado a San Juan Nepomuceno ".

Curiosidades cofradieras. Salida de la Virgen de las Nieves en 1706.

Fue en 1706, cuando la bella Virgen de las Nieves de la Iglesia de Santa María la Blanca realizó una salida en acción de gracias por la Grerra de la Sucesión, pidiendo el regreso de Felipe V.

Virgen de las Nieves.


Felipe V.

Retrato de Cristóbal Suárez de Ribera de Velázquez.


Este gran cuadro de 207 X 148cm. se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, obra del grandísimo pintor Diego Rodríguez de Silva y Velázquez en 1620, en el que representa a Don Cristóbal Suárez de Ribera.

Procede el cuadro de la Iglesia de San Hermenegildo  de Sevilla, en el que vemos a Cristóbal Suárez de Ribera, clérigo sevillano y fundador de una Cofradía dedicada a San Hermenegildo (nada que ver con las de hoy ), cuyo emblema aparece en el ángulo superior izquierdo con los atributos del Santo mártir: la corona, el hacha, la palma y la Cruz con una corona de rosas.

El magistral retrato fue realizado después de la muerte del sacerdote para ser colocado sobre su sepulcro en la Iglesia de San Hermenegildo de Sevilla, cuya construcción impulsó Cristóbal Suárez. Es este retrato uno de los primeros que pintó el artista sevillano Velázquez, del que destacamos el claroscuro, la cabeza y las manos del retratado con la ventana al fondo de la composición.

Diego López Bueno.


Nació el conocido arquitecto, escultor y retablista Diego López Bueno hacia 1568 y falleció en Sevilla el 10 de Septiembre de 1932. Su formación profesional la desarrolló junto a los imaginemos Jerónimo Hernández y Andrés de Ocampo, siendo uno de los artistas más destacados en el campo de la retablistica. Destacando de entre sus obras arquitectónicas las realizadas para la Iglesia de San Lorenzo de Sevilla.

Sería en 1611, cuando fue nombrado nuestro artista Maestro Mayor de las fábricas del Arzobispado, ocupando este puesto de su antecesor el arquitecto Vermondo Resta hasta 1628. Trabajo que consistió en diseñar y dirigir como inspeccionar toda las obras realizadas en las Iglesias del Arzobispado, tarea difícil en aquellos tiempos que no todo el mundo al igual que hoy estaba capacitado.

También estuvo Diego López Bueno al servicio del Arzobispo Pedro de Castro y Quiñones, que fue un amante y obsesivo de las obras de  reformas para dotar a las antiguas Iglesia sevillanas. Por esto se cometieron muchísimas obras en los templos, a los que se dotarían de campanarios, portadas, cúpulas y retablos. Aquí dejamos algunas muestras.

Portada de la Iglesia de San Lorenzo.


Retablo del Parlamento de la Junta de Andalucía.