miércoles, 17 de agosto de 2016

Hay mujeres.


Hay mujeres que se le debería de caer la cara de vergüenza por como actúan ante un hombre y estando casadas, pero siempre es el hombre según ellas o una grandisíma mayoría el que es un Borde.

Lamentable.


Lamentable que estemos sin Gobierno y los taurinos con los antiraurinos sigan en su pequeña gran Guerra.

El problema de un País.


El problema  grave de un País es cuando todo el mundo opina y nadie se pone de acuerdo.

Elecciones.


Me encantan las Elecciones, pero con tomate.

Sanlúcar.


¿Las crujías en los bares de Sanlúcar no será para pagar el Monumento al Rocío no?.

Limpieza.


Y dijo el bohemio: Menos limpieza en Facebook y más limpieza en casa CARAJO.

Asesinos.


También en la vida hay muchos asesinos que no han matado a nadie.

La Virgen de los Ángeles de los Negritos.


La imagen de la Virgen de los Angeles mide 1,62 m de alto, y es una obra anónima del siglo XVII.

 Dicha imagen ha sufrido varias restauraciones que le han alterado su aspecto actual, entre ellas citaremos la que realizó Juan Miguel Sánchez en 1955, quien  la encarnó de nuevo y la de 1984, por Antonio Dubé de Luque, que la retoco y desde entonces presenta los labios entreabiertos. Esta Cofradía se puede considerar una de las más clásicas no solo del Jueves Santo, sino de toda la Semana Santa sevillana.

Foto de Ayala.

La Virgen del Amparo de la Magdalena.


Se encuentra está interesantísima imagen de la Virgen del Amparo en la Iglesia de la Magdalena en la Capilla que lleva su mismo nombre, cerrada por medio de una reja del primer cuarto del siglo XVIII. Su retablo es de estilo salomonico también del mismo siglo, encontrándose en sus calles laterales las imágenes de San Grabiel, San José, San Joaquín y Santa Ana.

 La delicada Virgen del Amparo está atribuida a la gubia del gran imaginero flamenco Roque Balduque, cuya Hermandad la saca en procesión por sus calles del señero barrio de la Magdalena el segundo Domingo de Noviembre, una de las procesiones de glorias más esperadas de Sevilla.

Es de destacar en la Virgen del Amparo el Niño que sostiene en su brazo izquierdo. Pero aún más el curiosísimo objeto que sostiene en la mano derecha de oro y piedras preciosas, el cual representa un corazón con alas.

En un País.


En un País de analfabetos estúpidos donde nadie hace nada por mejorarlo, el político más inútil se permite unas vacaciones a la torera.