miércoles, 30 de agosto de 2017

La política actual.


La política actual no existe, es otra cosa. Pues hasta en las películas del irrepetible Cantinflas se hacía una política muchísimo más inteligente y transparente, no sucia.

Por día que pasa.


Por día que pasa entiendo más a mi Gran Antonio Ozores cuando hablaba en esas inolvidables películas que a estos vividores políticos a costa nuestra.

Un día como hoy. Pedro I.


Un día como hoy 30 de Agosto de 1334 nace en Burgos el Rey Pedro I el Justiciero, como lo llamó Felipe II.

Cabeza del Rey Pedro I en la calle Candilejo de Sevilla.

El pintor Virgilio Mattoni.


Nació el pintor Virgilio Mattoni de la Fuente en el sevillano barrio de Santa Cruz el 30 de Enero de1842, y falleció en su tierra el 20 de Enero de 1923. Mattoni fue desde 1914 hasta su muerte profesor de la Escuela de Artes y Oficios Artísticos de Sevilla, y práctico el retrato, el género histórico y los temas religiosos.

El artista sevillano fue bautizado en la Iglesia del Sagrario de la Catedral de Sevilla, y se formó en la Escuela de Bellas Artes de Sevilla bajo la dirección de Eduardo Cano y Joaquín Domínguez Bécquer. Al terminar sus estudios a los 30 años en la Academia de Chigi de Roma, conoció a los grandes pintores José Jiménez Aranda, José Villegas y Mariano Fortuni. Tres genio de la pintura.

Al regresar Mattoni a Sevilla en 1864, obtuvo en 1881 la segunda medalla de la Exposición Nacional de Bellas Artes con su obra Las termas de Caracalla, premio que conseguiría de nuevo en 1887 con Las postrimerías de Fernando III, el Santo. Su obra cumbre y más conocida del artista, la que se encuentra en el Museo del Prado.

Postrimerías de San Fernando.

Cantidad. Lo que muchas Hermandades quieren.


A las Hermandades les pasa como a los mercadillos, que cuanto más haya mejor. Se nota que la cantidad está de moda, no se mira para nada aunque algún tonto me diga que sí, la calidad ni el porqué de la fundación de muchas Cofradías. Solo importa la cantidad y cuanto más mejor, así nos va, como un mojón.

Si se fijan bien, cosa que muchos no practican, el fijarse en las cosas para luego poder hablar, las Hermandades modernas una grandísima mayoría son como los mercadillos, que lo que importa son la cantidad de tiestos, tal como suena, tiestos. Me refiero a los enseres que necesitan las Hermandades, esos que muchas lo encargan de prisa y a cualquiera y luego al rato, no ya al tiempo le dan el cambiazo porque lo que han hecho es una verdadera cochambre, por eso digo que son como los rastros, porque lo que interesa es rellenar el sitio para vender al igual que en las Hermandades rellenar el paso para atraer a un mayor número de gente, pero sin la calidad alguna, solo cantidad.

No quiero decir con mi opinión que esté en contra de las nuevas Hermandades, para nada. Pero lo que sí me jode y bien es, que en estas nuevas haya tíos con más pelos en los huevos que una tienda de pelucas y te digan: esta Hermandad la necesitaba el barrio, le viene bien para todo, claro que sí hombre para todo, hasta para ti que no eres del barrio y viene a imponer lo que en tu Hermandad no te han dejado, jugar a los pasitos.

Las cartelas del paso del Santísimo Cristo de las Aguas.


Las maravillosas carteras del paso del Santísimo Cristo de las Aguas son obra del imaginario sevillano Fernando Aguado, todas en madera de cedro y estofadas en oro fino que siguen un programa iconográfico de los pasajes del agua en la vida de nuestro Señor, dignas de ver.

Representan las carteras el Bautismo de Cristo, las Bodas de Caná, Jesús rescatando a Pedro del Mar de Galilea, Jesús con la Magdalena en casa de Simeón, el Lavarorio, Jesús con la Samaritana y Jesús con Nicodemo frente al mar, todas de una grandísima calidad y perfección. Cartelas en las que se deja ver algunos chorros de agua como en la del Bautismo de Cristo casi real, siendo realizado el chorro con cristal fundido para no perder ni el más mínimo detalle.

Foto Hermandad de las Aguas.

La portada de la casa de los Marqueses de Pickman.


Esta maravillosa y soberbia portada es de la Casa de los Marqueses de Pickman, la que podemos ver el la calle Lope de Rueda en el Barrio de Santa Cruz de Sevilla. Una portada de estilo renacentista con una verja de hierro, como sí la protegiese del vandalismo que siempre hemos sufrido.

La portada procede del Palacio de la renacentista Úbeda de los Aranda del siglo XVI,  que se conoció también con el nombre de la Teda. Toda una joya del plateresco, la que si usted no la ha visto todavía se debería de pasar por ella a horas tempranas para que los guiris no le molesten con sus cámaras fotográficas y mochilas a cuesta.