jueves, 30 de junio de 2016

Historias para reflexionar. Los tres jóvenes.


Tres jóvenes, se conocieron en un verano en una de esas locas noches que esta Estación nos regala bajo cualquier cielo maravilloso de una playa costera.

Los tres terminaron de la movida cansado y muy fuera de sí, por lo que empezaron a pelear por un mismo motivo, el de descansar en algún hostal pero al no entenderse casi nada porque eran de diferentes países seguían liados en su monumental bronca, en la que los tres deseaban lo mismo, descansar y tumbarse en una cama con el poco dinero que les había sobrado después de una larga noche de putas, alcohol y drogas.

Cuando ya amaneció el día, todavía seguían peleándose entre ellos ya casi manejados como si fuesen marionetas por el cansancio de sus cuerpos. Pero continuaban sin pensar que lo más fácil hubiera sido al no entenderse ninguno de los tres bien por ser de diferentes países en tranquilizarse o preguntar a alguien si entendía el idioma de algunos, cosa que la poca lucidez de estos jóvenes no les dejo por ser muy escasa, llevándolos al final a la deseada cama, si, a la del Calabozo  por la policía al ser detenidos los tres en plena calle por seguir su absurda pelea y  partir el escaparate de un pobre comerciante que no pintaba absolutamente nada. Una pena la pobre lucidez de muchos.