domingo, 13 de mayo de 2018

Don Bosco.



Nació Juan Melchor Bosco, San Juan Bosco, más conocido como Don Bosco el 16 de Agosto de1815 en Becchi, pequeña aldea muy cercana a Turín, y falleció el 31 de Enero de1888, quien dedicó su vida a los jóvenes. Por esto el Papa Juan Pablo II le declaró  "Padre y Maestro de la juventud" en el centenario de su muerte.

La infancia que vivió de Don Bosco fue en la pobreza y solidaridad, siendo su madre, Mamá Margarita, la que fue su primera educadora en lo cristiano como en lo humano. Ya a los nueve años soñó nuestro Santo, que su vida estaría dedicada de lleno a la educación de los jóvenes pobres y abandonados, por lo que empezó a prepararse para tan grande tarea, y de la que hoy más de uno podría aprender.

Desde muy niño, ya enseñaba a otro religión y otras tareas. Trabajo en varios oficios para poder pagarse sus estudios, un estilo a los jóvenes de nuestro tiempo, que tienen que trabajar para conseguirse una carrera, siendo ordenado sacerdote en 1841, cuándo comienza a ayudar a los jóvenes más pobres y no ricos como hace nuestro gobierno que llegaban a Turín en busca de trabajo.

Sería la primera obra de Don Bosco el Oratorio, un patio bastante amplio para que los jóvenes pudiesen correr y desahogarse. Viniendo más tarde las escuelas nocturnas, talleres profesionales para aprendices, catequesis adaptada para jóvenes etc. Todo un luchador para hacer de estos jóvenes hombres de provecho, no como esta pasando hoy en esta España y en otros países con sus gobernantes, que no mueven un dedo por ellos.

Como era de esperar, también Don Bosco fue criticado como su obra no fue muy bien acogida por nobles hijos de putas y hasta la misma Iglesia, que intentaron suprimir la amenaza que suponía la educación de los jóvenes de las clases más bajas. Pero gracias al Rey Carlos Alberto I y el Papa Pío IX que respaldaron su trabajo pudo continuar su gran obra, para más tarde fundar la Congregación Salesiana, que se extiende por Francia, Italia, España y Latinoamérica.

Don Bosco fue un gran educador, escritor y editor. Propagó la devoción a María Auxiliadora, tan querida en nuestra tierra, publicó libros de ciencias y religión. Y tras un sueño que tuvo y vio a la Virgen María, esta le pidió que fundara el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora junto a María Mazzarello. Todo un grandísimo personaje, el cual no sólo se implicó en la religión como otros,  sino  en la educación de esos jóvenes más necesitados, los que más ayuda necesitaban al igual que hoy.