lunes, 22 de junio de 2015

Como la vida misma. Ingenuos.


Los que se creen todo por esta hipócrita Red Social de Facebook y otras.

Como la vida misma. Al imbécil.


Al imbécil no se ve,  se tropieza con él.

Putas.


Putas o prostitutas se merecen un respeto, escucho cosas en el día a día que me enferman de impotencia, sobre todo cuando muchos mamarrachos y mamarrachas la definen con insultos. Pues sepan que es el oficio más antiguo del mundo, y para insultar a estas personas hay muchos como muchas que se deberían de meter la lengua en el culo, y sobre todo vigilar más  a su pareja, que cada dos por tres le pone un par de cuernos. Pero no pasa nada, las putas son las de siempre ¿verdad?.

La cascada de Saut d'Eau y el vudú.


Se acerca Julio, y en este mes de calor son miles las personas que se desplazan hasta la bella cascada Saut  d'Eau, situada a 60 kilómetros al norte de Puerto Príncipe, en Haití.

Según la leyenda, Erzulie Dantor, diosa de la belleza y el amor, la cual se identifica con una Virgen cristiana, que es la Señora del Monte Carmelo  se apareció en el lugar a mediados del siglo XIX y hizo varias curaciones milagrosas. Es desde este momento cuando los seguidores del vudú se sumergen en las aguas totalmente convencidos de que les traerán todo tipo de bendiciones, fortuna y salud.

El  viaje a la cascada que realizan los fieles es a pie, burros o autobús, siendo la peregrinación más importante de esta creencia. Todo un misterio que aúna elementos animistas, católicos y politeístas.


Un día como hoy. Sacramental de Santa Marina.


Un día como hoy 22 de Junio de 1604 se aprueban las Reglas de la Hermandad Sacramental de Santa Marina.

Un día como hoy. Asamblea de Hermandades.


Un día como hoy 22 de Junio de 1941 se clausura la Primera Asamblea de Hermandades con procesión eucarística en la Plaza de España.

La Capilla de la Encarnación de la Catedral.


Se encuentra presidiendo el retablo de la Capilla de la Encarnación de los alabastro un magnífico relieve de la Virgen de La Anunciación, obra atribuida al imaginero Francisco de Ocampo en 1630.

 En el banco del retablo están los relieves de San Juan Bautista, San Juan Evangelista, Santo Domingo, San Francisco y San Antonio.
La Capilla se cierra con una reja barroca de 1630, que junto con toda la ornamentación escultórica interior, fue costeada por sus patronos, don Juan Serón y su esposa doña Antonia de Verástegui .

Como la vida misma. Una joya.


Nuestro políticos por los cojones ...

Como la vida misma. El resfriado.


Lo que le entran a un montón de gente cuando empiezan a pensar en su economía y comienzan a sudar.

Como la vida misma. Urgencias.


La que no existe en nuestros cada vez más lamentables Hospitales.

Como la vida misma. La dieta.


La que muchos y muchas hacen sin conseguir un carajo.

Como la vida misma. Pistola.


Lo que sólo se veía en las películas, no como hoy que hasta el más tonto la lleva.

Como la vida misma. Rectificar.


Lo que nadie hace para quedar por lo alto del quien sea.

Como la vida misma.Respirar.


Lo que hasta ahora no cobran nuestros queridísimo y muy corruptos políticos.

Como la vida misma. La resaca.


La que te deja un buen fin de semana y no se quita hasta que empiece el próximo.

La Capilla de la Inmaculada de la Catedral.


Bellísima Capilla de la Inmaculada en la zona del alabastro de la Catedral sevillana nos encontramos, la cual queda cerrada por una gran reja barroca realizada hacia 1630, con un retablo en su interior ejecutado por Juan Martínez Montañés hacia 1629. En el centro de dicho retablo se encuentra la magnífica y sublime Inmaculada del "Dios de la Madera", conocida popularmente como "La Cieguecita",  una de las mejores obras sin duda del maestro de Alcalá la Real, imagen de gran veneración y con una serenidad que cautiva hasta a los no creyentes.

A los lados de la Inmaculada están  las representaciones de las imágenes de San Gregorio Papa y San Juan Bautista, junto con relieves de San José, San Joaquín y San Francisco. La policromía de dicho retablo y  de sus patronos doña Jerónima Zamudio y don Francisco Gutiérrez de Molina se deben al gran pintor Francisco Pacheco hacia 1631. Conjunto muy admirado por muchos visitantes curiosos, que al contemplar la dulzura y belleza de "La Cieguecita" quedan rendidos a sus plantas.