martes, 11 de abril de 2017

Carrera Oficial de Jerez.


La Carrera Oficial de Jerez está echa para Kung Fu. Larga, destartalada y molestona

Un cura en un Bar.


Un cura maleducado con alzacuello en un Bar pidiendo con mucha prepotencia y sin conocer la educación. Luego nos hablará el tío de que hay que ser muy cristiano y educado. Que cara más dura y que poca vergüenza.

Ayudante de Capataz.


Un ayudante de Capataz en un paso de Jerez que habla a los costaleros como si les estuviera leyendo un libro. Venga home por favor, vete a la Venta Er Nabo, mi Venta.

Carritos de chucherías.

Carritos de chucherías.

Nada tengo en contra de esos carritos de chucherías,  de los que cuando fuimos pequeño más de una vez compramos algo con nuestros padres o abuelos. Nada tengo en contra pero si es de advertirles, que no lo están haciendo bien, porque no es normal que dos y hasta cinco carritos se agolpen casi en lo alto de una Cruz de Guía, molestando a la Hermandad y lo más gracioso a ellos mismo, que ni comen ni dejan comer a los primeros carritos que a su destino llegaron empujado por el esfuerzo y sudor de sus propietarios.

Se que estas criaturas pagan su licencia, lo que algunos políticos no hacen en su vida, pagar nada. Pero hay que tener cuidado amigos, se puede producir cualquier suceso en el momento menos esperado, y si ustedes estáis metido en una calle estrecha no uno, ni dos, hasta cinco la podéis liar bien gorda, se que tenéis que vender pero ante todo y entre todos empezando por la policía local, deberíamos de saber que la seguridad del ciudadano está por encima de todo, algo que me temo casi nadie comprende o pasan un carajo hasta que pase algo.

También decirles amigos de los carritos, que la luz que lleváis para cuando cae la noche está muy bien, pero si la Cofradía está pasando por cualquier calle a oscuras y ustedes estáis también en grupo para hacer venta, al menos apaguen la luz blanca fuerte que lleváis, porque da una sensación bastante extraña, como por ejemplo, que acaparéis más miradas que la propia imagen del Señor o su Madre la Virgen. Si esto no se soluciona en esta Semana Santa de Jerez, de la que cada vez veo menos, llegará un día que no vaya nadie y ya se está notando me comentan, además un servido también lo ve los días que está con sus ojitos. 

De nada servirá esto que expongo en un pueblo que va de capital. Pero manda cojones, que entre la cochambrosa carrera oficial con minúscula, la cual es molesta hasta el no poder más vengan ahora ustedes y también entorpezcan aún más a un pueblo que ya está cansado de tanto PAN  Y CIRCO.