domingo, 1 de abril de 2018

Hace nada olía.


Hace nada olía a Semana Santa, ahora a Feria y luego a Rocío. Pero nos olvidamos de la cartera, la que olía a billetes y ahora huele sólo a piel de Ubrique con aromas de majá de vaca.

Tengo los pies.


Tengo los pies como la cabeza de Espinete.

El tonto que cuando llueve.


El tonto, que cuando le llueve a su Cofradía dice; no pasa nada, así salimos dos veces.

Costalero.


Este año me ha dado miedo la forma que me han mirado algún que otro costalero, solo le ha faltado decir a alguno: Soy Costalero, Costalero Bond.

Se copia.


Se copia tanto en Jerez en Semana Santa en la forma de andar los pasos a los de Triana, que cualquier día hacen un Puente con un río de papel de plata.