martes, 9 de febrero de 2016

Miércoles de Ceniza.


Y dijo el bohemio: Mucho Miércoles de Ceniza y golpes de pecho y luego el resto del año si te he visto no me acuerdo.

La planta de Albahaca.


La planta de Albahaca con H de hombre, no es lo que parece. Pues en muchos sitios se entendía cuando se recibía como un regalo como mal agüero y se rechazaba, solo se perdonaba a aquellos que lo habían hecho y que podían demostrar que lo hacían sin mala intención (no como nuestros políticos).

También una antigua tradición dice, que  quien quisiera demostrar o hacer público su odio hacia otra persona le ofrecía un ramillete de Albahaca (ya saben, pónganla por esta Red donde cada vez más el odio reina entre muchos mamones y mamonas).

El Niño Mudo de la Catedral.


Bello Niño el que se encuentra en el muro de poniente de la Catedral, al lado de la Capilla de San Leandro en un retablo barroco del siglo XVIII. El Niño Jesús es una buena imagen del círculo de Martínez Montañés, segundo tercio del siglo XVII, tallado en madera y policromado, acercándose bastante al niño de la Sacramental del Sagrario.

Cuentan, que existía en la ciudad una antigua tradición (esa que hoy hacemos en dos minutos), la cual consistía en realizar uno mismo una novena visitando el Niño Mudo nueve días, con la condición de ir en total silencio, cosa que hoy es imposible desde la casa de uno al altar e igual al regreso. Si no se mantenía  el silencio, había que empezar de nuevo o visitarlo otro día, lo que añadiría un día más a la novena (hoy muchos con lo que hablan, se llevarían toda la vida visitando al Niño Mudo, que seguro  hablaría o  hasta saldría corriendo).

El ajo.


El ajo, ese que rima con el...y que dicen cura tela de cosas como; cicatrizar heridas, verrugas, actúa contra el mal de ojo y ahuyenta vampiros (como a nuestros políticos). También lo han utilizado matronas contra las lombrices intestinales de los niños, haciendo un collar con siete dientes de ajo en la vigilia de San Juan, que colgaban al cuello del niño afectado.

Es curiosísimo  también para lo que se utilizaba el ajo, yo diría, que super curioso. Pues algunos que otros equipos de fútbol le han echado mano a más de un ajo para plantarlo en los palos de la portería, y todo por la mala suerte del equipo en no ganar ni un LEURO del rasca de la ONCE.

Capataz Antonio Lopez.


Empezaremos mañana una Cuaresma triste, se ha ido el gran Capataz don Antonio López. Parece que lo ha llamado antes de tiempo ese palco, que a buen seguro ya tendrán los Ángeles preparado para don Antonio, maestro de maestros y que este año verá su Semana Santa desde otro lugar, el cielo, desde dónde escuchará los sones de una banda, el quejío de una saeta y el llanto de un martillo que le llegará desde su amada Tierra de María Santísima, Sevilla.
D.E.P.

Ceniza.


Dia muy esperado aunque algunos ya la lleven todo el año.

La aguja de coser.


Hay una superstición muy curiosa en la que creen y divulgan muchas mujeres, que para sacarse de encima una visita inoportuna (esa que a cualquier hora que vaya a su casa molesta), y que usted no sabe cómo echarla, se coloca una aguja de coser debajo de las silla de visita.  Pero ojo, no para pinchar al visitante, no, solo disponerla sin maldad alguna sobre la superficie del asiento para que el visitante pesado empiece a sentirse incómodo y se vaya con sus...

El agua de Covadonga.


Cuentan, que desde hace tiempo tienen el convencimiento las mozas casaderas de Covadonga, Asturias, que quién bebía agua de la fuente de la gruta de Covadonga se casaba en el plazo de un año.

 Tal cómo estás hoy la cosa de chunga, yo os aconsejo, que no bebais ni una sola gota de agua, pues para separarse al mes es mejor no casarse.