domingo, 27 de noviembre de 2016

El Nazareno de la O con Cirineo.


El Nazareno de la O con Cirineo.

Curiosísima y entrañable foto donde podemos apreciar el bellísimo Nazareno de la Hermandad de la O, acompañado de un Cirineo.

 La foto data de finales del siglo XIX, entre 1888 y 1890, en que la clásica y señera Hermandad de la calle Castilla adquirió el Cirineo a la Hermandad de la Esperanza de Triana, al que vemos sosteniendo la magnífica Cruz de carey al Nazareno.

De curiosidades y detalles que se nos van, la Semana Santa sevillana esta repleta, solo hay que indagar y preocuparse por la historia que sigue atesorando, esa que nunca termina. Porque a pesar de haber tanta tecnología hoy, pocos son los que conocen  la historia de nuestra  Semana Santa, que no quiero decir con esto que sea malo la tecnología, para nada, pero siempre y cuando sepamos que la esencia de todo está en los libros y que no todo está en Internet.

Curiosidades cofradieras. La Exaltación en San Román


Curiosidades cofradieras. La Exaltación en San Román.

Salió la Hermandad de la Exaltación entre 1923 y 1925 de la Parroquia de San Román, por estar en obra la Iglesia de Santa Catalina. En esta fecha fue cuando se instalo la bellísima portada procedente de Santa Lucía en la de Santa Catalina, sin olvidar  que esta Hermandad se trasladó y salió primero de la Trinidad, pero por la lejanía con su sede se trasladó a la de San Román.

Dos claveles para la Macarena.


Dos claveles para la Macarena.

Cuentan en la Macarena, que un Jueves Santo entre las muchas gente que acuden a la Basílica por la mañana a ver a la Esperanza Macarena y a su Hijo el Señor de la Sentencia, el armao que estaba de guardia en la delantera del paso de la Virgen apreció a una mujer anciana y de aspecto humilde acercarse entre la multitud. En sus manos llevaba la señora dos claveles cuyos cabos estaban envueltos en papel plateado, y tras estar un rato ante la Madre de Dios, las lágrimas casi le salían a la buena mujer, cuando de sus labios salieron esta bendita palabras:
"Que bonita estas Madre, que linda eres.
Gracias una vez más, por protegerme,
gracias por escucharme.
Gracias por haber terminado con el sufrimiento de mi hijo.
Gracias por haberlo recogido y tenerlo hoy a tu lado.
Ya cuando quieras puedes disponer de mí.
Gracias Madre".

Besó la mujer los claveles, y los arrojó junto a los ramos de flores que estaban en los pies del paso. Pero el armao que lo vio todo rompiendo el protocolo se agachó, cogió los claveles y los besó, depositándolo entre los candelabros del palio junto a la Virgen Macarena, quien tras volver a su sitio exclamó ¡para que vaya con la Virgen esta noche!. Lo que hizo no controlar las lágrimas de la mujer por su gran gesto y besó su mano dándole las gracias.

 Cosas como estas son las que engrandecen a nuestra Semana Santa, no otras.

           Foto de Fran Silva .

Pelotear a impresentables.


Pelotear a impresentables que se creen Antonio Gala es como besar a una mierda.

La Macarena y el Nazareno de Sisante (Cuenca).


La Macarena y el Nazareno de Sisante (Cuenca).

Como verán en este Nazareno, es toda una obra de arte y a la vez muy desconocida de la grandísima Luisa Roldán, más conocida como "la Roldana" entre 1698 y 1701, una imagen de tamaño natural concebida para ser vestida. 

El Nazareno fue encargado por el rey Carlos II a Luisa Roldán, su escultoa de cámara para el convento de San Diego de Alcalá de Henares (Madrid). Pero al fallecer el rey la portentosa imagen quedó en casa de Luisa Roldán hasta su muerte en 1704, siendo los hijos de la escultora los que se quedaron con ella hasta que el Padre Jesús Hortelano la adquiere en 1711 y la dona al convento de las Clarisas de su pueblo de Sisante, el que fundó el mismo.

Si nos fijamos bien en el rostro de Nazareno, sobre todo en la boca nos recuerda a la Macarena, la Virgen de las Vírgenes por todo lo que encierra en su bendito rostro. No decimos que la Macarena sea obra de la Roldana. Pero que a estas se acerca no lo dudamos ni un instante. Pues hay que tener en cuenta, que la imagen del Nazareno de Sisante  está considerada como una de las mejores imágenes del arte de la imagineria española, igual que la Virgen Macarena. Dos joyas y un enigma, el de ¿quien haría a la Madre de Dios?.



El romano de la Hermandad de la Estrella.


Encarga la Hermandad de la Estrella el 17 de Abril de 1950 al imaginero don Antonio Castillo Lastrucci la realización de las figuras secundarias del paso, escena que representa la preparación de la Crucifixión. 

Estas figuras se estrenaron en 1952, costando todas 28.000 pesetas, apareciendo el único romano detrás del misterio observando la escena.
El romano es una talla completa con telas encoladas, las que en 1972 fueron sustituidas por telas naturales, coraza y casco. 

Se presenta al romano de pie con la pierna izquierda flexionada, lanza en la mano izquierda y un pergamino en la derecha.