miércoles, 20 de abril de 2016

Segunda Roma.


Segunda Roma dijo de Sevilla Rodrigo Caro y Cervantes en su mejor soneto:«Roma triunfante en ánimo y riqueza».No es para menos hablar así de la ciudad más hermosa del mundo.

El Soberano Poder de Azcárraga.


Imagen de Nuestro Padre Jesús en su Soberano Poder ante Caifás de la Hermandad de San Gonzalo de Triana, que realizó Pires Azcárraga y hoy con la advocación del Gran Amor se encuentra en Jerez de los Caballeros (Badajoz).

El antiguo paso de San Gonzalo.


En la foto vemos el paso de Nuestro Padre Jesús del Soberano Poder ante Caifás , este paso perteneció a la trianera Hermandad de San Gonzalo desde 1948 hasta 1999, que fue vendido a la Cofradía de León de Nuestro Padre Jesús Nazareno. 

El paso fue diseñado por José Luis Pires Azcárraga, artista que hizo el maravilloso Cristo de las Almas de la Hermandad de los Javieres, siendo la talla de Manuel Guzmán Guerra. Se estrenó este paso se en León en el 2001, reduciéndose su tamaño para solo acoger al Nazareno acompañado de un Cireneo, que son los que actualmente salen.

Quien te vio.


Y quién te vio Macarena en Sevilla por primera vez por fuerza tuvo que decir; en esta Tierra todo es un milagro, el milagro de Tu Esperanza, Macarena.

    Foto de Ismael Castañeda .

El realizarse.


El realizarse: Cosa imposible de hacerlo en una Cofradía por los mil y un hijos de putas que no dejan a nadie en paz.

Los paraguas.


Los paraguas: Enemigos de nuestras Cofradías en los días raros y que sirven para darle a más de uno en la boca.

Una paradoja.

Una gran paradoja: Lo que hacen un montón de cofrades más aburridos que un mono en el desierto.

Don Próximo


Don próximo: Nombre o como quieran ustedes llamarlo que más de un imbécil capillita se debería de llamar por estar todo el día diciendo; lo próximo que haga será hacer una marcha que la toquen todas las Hermandades y suene hasta en los club de bombilla roja, lo próximo que haga será ligarme a la mujer del Hermano Mayor, lo próximo que haga será un libro y todo el mundo me lo comprará (pues una gran mayoría no saben un carajo), lo próximo que haga será ser capataz aunque sea de una viña, lo próximo que haga será cargar tres pasos más menos con mi mujer, lo próximo que haga será vestir a la Virgen como nadie lo hizo (normal como un mamarracho), lo próximo que haga será presentar a algún cofrade importante para darme a conocer, lo próximo que haga será el cartel aunque una mierda sea (pues por uno más no pasa nada), lo próximo que haga será fundar una Hermandad de juguete cochambrosa y así haré lo que en mi Hermandad no me dejan, lo próximo, lo próximo y lo próximo...

Pasajeros cofrades.


Pasajeros cofrades: Aquellos estúpidos que en cualquier acto de su Cofradía se creen dueño del primer banco, un estilo como si fueran en avión en primera clase pero de gorra, sin pagar puto euro y mas estirado que un chicle en la puerta de un colegio.

El indiano de la calle Aceite.


Fue en 1747, cuando un indiano muy rico vivía en la calle Aceite de Sevilla, el cual poseía una gran riqueza que hizo que la maldad y codicia igual que hoy en muchas personas planearan el modo de apoderarse de su fortuna. 

Y como la mente en muchos cuando quieren algo da vueltas y vueltas hasta conseguirlo, pues un grupo de delincuentes se hicieron pasar por comisarios y ministros del Santo Oficio de la Inquisición con su escudo y hábito incluido, los cuales cogieron el 13 de Enero del año antes citado un coche en las Gradas de la Catedral y se presentaron en la casa exponiendo que iban a evacuar una diligencia secreta de orden del Tribunal, quedando éstos con el dueño de la casa y este asustado por la Inquisición entrego todas sus llaves.

Pasado un rato de estar en la casa los que se hacían pasar por comisarios y ministro del Santo Oficio de la Inquisición, empezaron a sacar delante del dueño su fortuna mientras le ataron y encerraron igual que a su familia. Estos maleantes cuando salieron con el dinero ya no estaba esperándolo en la puerta el coche, estaban otros delincuente iguales y cómplices que se llevaron el dinero sin ser nunca descubierto, por lo que vemos nada ha cambiado, antes igual que hoy esta clase de delincuente siempre existieron.

Foto de Ayala.