jueves, 21 de julio de 2016

La verdad.


Recuerden: Los mejores Santos no llevaron corbatas, dejen las apariencias para los periodistas sabios y que se creen en posición de la verdad, esa que ni ellos mismo conocen porque no le convienen.

Hacer el bien.


Hacer el bien no es creerse que por estar en una Cofradía ya lo hace, no. 

Hacer el bien es ayudar al necesitado y mínimo tener un poquito de humildad, cosa que no veo en un gran porcentaje de cofrades de todo a Euro.

Cofradías.

Por día que pasa más apestan las Cofradías a Mierda, no estás, sus integrantes.

Ser músico.


Ser músico de mierda no es creerse Dios. Lo digo por algunos que son como la seda, delicados e imbéciles.

Arreglar el mundo.


Nos creemos que por las redes antisociales arreglamos el mundo cuando lo único que hacemos es empeorarlo.

El centro de Sevilla.


En el centro de Sevilla solo quedarán  negocios para meter el NABO a guiris con cartera gorda.

En las redes sociales.


En las redes sociales hay más analfabetos que en la vida real.

El arte de vivir.


Es el arte de vivir y no el de la guerra, ese que cuando te levantas te das cuenta que tienes lo principal, una vida cómoda y a la vez incómoda.

La locura.


La locura del siglo XXI como siglos anteriores en un gran número de personas ha sido provocada por los grandes mandatarios. Para que se entienda, una locura que conviene a los que están arriba para seguir manejándonos como marionetas.

La vida.


La vida no nos da vueltas, somos nosotros los que la damos y siempre en busca de un algo mejor.