lunes, 1 de agosto de 2016

Sacrificios Incas.


Los Incas no sacrificaban regularmente a un gran número de personas como los Aztecas, pero cuando moría un Emperador Inca la matanza era diabólica. Pues cientos de doncellas eran drogadas, decapitadas y enterradas, mientras que otros eran sacrificados cuando el Estado se enfrentaba a un problema o decisión difícil.

Afirman los sacerdotes, que así se apaciguaba a los Dioses y se conseguía ayuda. Hoy en España tal  como está la cosa sacrificarían hasta sus muertos.

La Virgen de Quinché en Sevilla


Tuvo Sevilla varias Vírgenes de Quinché en las Iglesias de los dominicos y jesuitas, los cuales venidos de las misiones trajeron del pueblo de Quinché en la provincia de Pichincha actual República del Ecuador esta advocación.

Con la desaparición en el siglo XIX de los conventos dominicos y en el siglo XVIII con la expulsión de los jesuitas la advocación de la Virgen de Quinché quedó casi en el olvido. Por eso, que se sepa sólo existe hoy una Virgen con estas advocación en Sevilla, la del retablo de la Hispanidad de la Basílica de la Macarena, que es un cuadro pintado por el pintor Luis Encina, un retablo digno de ver como toda la Basílica.

Foto de Rafaes.

La Virgen de los Desamparados.


La Virgen de los Desamparados es titular de la Hermandad de San Esteban.

Esta  Dolorosa fue realizada por el escultor Manuel Galiano Delgado, el año de 1927 y fue bendecida el 8 de Mayo de dicho año por el Cardenal Ilundain, con la curiosidad de que la bendición no fue en San Esteban sino en la Capilla del Hospital de las Cinco Llagas por estar en obra San Esteban, donde volvió la Dolorosa en 1928.

Foto de Sevillaatravésdeunobjetivo.