viernes, 16 de septiembre de 2016

Alcaldesas.


La antigua (que edad ya tiene) Alcaldesa de Cádiz con la otra menos antigua de Jerez han pasado por mi vera y no han dicho ni buenas tardes después de haberme mirado las dos y analizarme. Educación 0 patatero.

Peñas y Hermandades.


Y dijo el bohemio: Muchas veces me confundo con las Peñas y Hermandades, no sé el porqué me confundo.

Vídeos.


Algunos como algunas deberían de hacer los vídeos en directo desde la cárcel, manda huevos la de mamarrachadas que pueden hacer por aburrimiento.

No es malo.


Ni es malo el beber ni tampoco el follar, lo que es malo es molestar por molestar y ser un entrometido. Esto si que es malo.

E.T.


E.T. dijo mi casa, los españoles, mi mierda.

El daño del ser humano.


El daño que puede hacer el ser humano, ni el animal más peligroso de la selva lo haría en su existencia.

En este país.


En este país no se entiende nada de nada en absoluto. Solo se entiende las miserias y el sufrimiento de buenas personas no golpeadas por la CRISIS sino por sus políticos.

Corruptos.


Para los corruptos los años de cárcel hay que AUMENTARLOS.

Vivimos un tiempo.


Vivimos un tiempo el cual no podemos apreciar porque estamos deseando que venga otro mejor. Vivimos un tiempo que no es del pueblo, es de los ricos corruptos, empresarios, políticos y de muchas instituciones que van de benéfica cuando solo miran por ellas mismas.

Los Santos Rostros.


Santo Rostro de Jaén y Alicante.


Las vinajeras .


Las vinajeras dan el servicio del vino y el agua para la misa, y suelen ser de plata o cristal.

El velo humeral.


El velo humeral es el paño que cubre los hombros del clérigo cuando procesiona el Santísimo Sacramento o cuando bendice con él.
El Papa con el velo humeral.

El Banco privativo.


El banco privativo es la tribuna reservada a una familia pudiente, la cual sufraga a la Iglesia. Esta tradición se perdió en el siglo XIX.

El ojo.

El ojo simboliza la omnisciencia y la vigilancia divina. Se suele representar en un triángulo y también aparecen siete ojos representando al cordero místico del Apocalipsis. 

Es el ojo el atributo de algunos santos mártires que sufrieron tormento oculares y ceguera por defender la fe, la que día a día  va desapareciendo en este cruel mundo.