viernes, 9 de septiembre de 2016

Escuchar.


Muchas veces con sólo escuchar a alguien es darle más ayuda que unos cuantos euros. Escuchar es de sabio, lo segundo es del que tenga y te lo quiera dar.

A la Macarena.

Que ocupada estará la muy querídisima, alagada y muy obligada Hermandad de la Macarena en algunos gastos innecesarios cuando después de pagar mis cuotas me dicen que debo 3 años. Mando una carta certificada después de hablar con Secretaría y me tratan como a un  Mierda, que parece ser que es a lo que están acostumbrado a  hacer. Sin explicaciones alguna, malos modales, pasando del tema y ni preocupándose de nada por mi llamada exponiendo el problema, en fin, pasando olímpicamente de mi y 70.000 como yo. Por esto público esto, para que se enteren más de un Macareno con mayúscula que no conocen la educación, el respetar ni el problema de un Hermano que no sea el Eurito o Euro.

Entre cristianos.


Es normal que entre cristianos vaya todo como un mojón. Pues en vez de ayudarnos nos pisoteamos hasta no poder más, con esto no me extraña que muchos quieran más a Barrio Sésamo que a nuestra Iglesia y sobre todo a sus hijas, las Hermandades, que suenan del carajo pero no dan ni ayudan una grandísima mayoría un carajo.

Rezar.


Lo dije una vez y lo reitero hoy, es más fácil rezar que ayudar.

Matrimonio.


Aunque a usted que es gilipollas le suene esto a chiste nada tiene que ver. Es más fácil follarse en el matrimonio que amarse.

Grupos.


Y dijo el bohemio: Si me ponen en 70.000 Grupos Cofrades de anormales que no publican nada interesante y todos nada más dan las buenas noches, ¿que hago, contestarle a los 70.000 anormales e imbéciles aburridos?.

Capataces.


Capataces de mierda, que en una cola de Besamanos de la Hermandad pasan por medio diciendo: Yo soy de la Hermandad señora. Ya lo sé mamoncete, que eres de la Hermandad, pero ten educación y pide paso CABRÓN.