martes, 1 de marzo de 2016

Curiosidades cofradieras. Amargura.

Curiosidades.

Lleva la Hermandad de la Amargura catorce tramos de nazarenos en recuerdo de las catorce estaciones del Vía Crucis. 

Cada diputado de tramo lleva dibujada en la canastilla una estación del Vía Crucis.


Curiosidades cofradieras. Título de Pontificia.


Curiosidades.

Es la Cofradía del Amor la primera que recibió el título de Pontificia y Archicofradía de Nazarenos, título concedido por el papa León XII en 1824.


Curiosidades cofradieras. El Amor.


Curiosidades.

Es el Cristo del Amor el más antiguo de los que se tienen documentados del genial Juan de Mesa.

Curiosidades cofradieras.

Curiosidades.

El besamanos del mes de Diciembre de 2007, la Virgen del Socorro lució el manto de la Virgen del Valle, al ser el último besamanos de la Virgen en la Iglesia de la Anunciación antes su su regreso a la iglesia del Salvador por su restauración.

               Foto de Arte Sacro.

Curiosidades cofradieras.


Curiosidades.

La Virgen del Rosario del Polígono San Pablo, realizada por don Luis Álvarez Duarte lleva tallado en la espalda la frase: «Soy la Madre del Cautivo».

La música en programas cofrades


De aquí a nada escucharemos en más de un programa cofrade de televisión la banda sonora del Exorcista, parece que poner música de Semana Santa es de cateto. Pues nada hombre, poner ya por poner de fondo música disco, al fin y al cabo...

El Cartel de Semana Santa de Sevilla de 1974.


Bellísimo Cartel  con mayúscula de la Semana Santa de Sevilla de 1974, en el que vemos el Monumento de la Catedral sevillana de Laureano de Pina y a Jesús de Pasión con en el Cirineo que antes llevaba. 

Foto realizada por el gran maestro de la fotografía Luis Arenas, dándose la curiosidad, que este año dejo de sacar la imagen del Cirineo la Hermandad de Pasión.

El Sindicato de Hermanos Mayores.


Como muchos sabrán y otros no, pero que ahí están al acecho de que uno cometa el más mínimo error para saltar con cuatro pamplinas, antes de nuestro queridísimo, criticado y muy perdido  Consejo General de Hermandades y Cofradías estuvo en Sindicato de Hermanos Mayores (nada que ver con los sindicatos que se dedican a comer gambas). 

Designaba a este Sindicato el alcalde de la ciudad en 1898, para que hicieran una buena distribución de la subvención asignada por el Ayuntamiento a las Cofradías y no se quedarán con nada como pasa hoy en muchas Hermandades. Sindicato que logró que veintiocho Hermandades salieran, toda una gran labor por aquellos tiempos donde más de uno que conocemos ni siquiera se le habría pasado por la cabeza entrar.

El primer Martes Santo.


Fue fue el 23 de marzo de 1875, cuando por primera vez se vivió en Sevilla el Martes Santo. Año que lo inauguró la Hermandad de la Sagrada Lanzada.

El primer Miércoles Santo.


Fue un 25 de Marzo de 1850, cuando por primera vez se vivía en Sevilla el Miércoles Santo (no otros días como hoy, que antes de la Semana Santa sale cualquier cochanbre y no Hermandad con niñatos ya de pelo en los huevos). 

El Miércoles Santo lo inauguró la Hermandad de la Amargura, todo un gran día en Sevilla, el cual muchos cofrades lo llaman el día de los Crucificados.

Foto de Ismael Castañeda.

Grabados del Silencio.


Maravilloso son los grabados que posee la Hermandad del Silencio de las andas de Jesús Nazareno y María Santísima de la Concepción. Donde podemos ver como salían en el año de 1611, grabados propiedad de la Hermandad de un gran valor por lo que representan y nos da a entender la gran evolución que han tenido las andas procesionales hasta hoy en nuestras Cofradías.

Algunos problemas de Cofradías en el siglo XVII.


Nada es nuevo hoy ni mucho menos para asustarse, ya en 1623 el provisor don Antonio de Covarrubias, publicaba un edicto en el que se prohibía a las Cofradías llevar hombres alquilados para la disciplina o mujeres azotándose, con luces, túnicas o mantos, como también prohibía que los penitentes llevasen túnicas forradas, acolchadas o almidonadas, cintas de colores, guantes o cualquier cosa que los identificase (hoy Cobarrubia se volvería loco prohibiendo por la de mamarrachadas que llevan tanto Nazarenos como Costaleros). 

También advirtiendo Cobarrubia, que solo los alcaldes y fiscales podían llevar bastones (varas), y que si coincidían dos Cofradía o alguna más en algún punto del recorrido pasarían por orden de antigüedad, castigándose con pena de excomunión (hoy había que castigar tanto y no ya solo por esto, que más de una Hermandad se quedaría sin apenas hermanos).

Tampoco nos olvidaremos de este año de 1623, en el que por grandes alborotos en las calles (como hoy, pero en el siglo XVII) el Arzobispo don Pedro de Castro y Quiñones (y sin rima, que os veo la bordería que estáis a punto de decir), al conocer los problemas en las procesiones de disciplinantes y siendo más inteligente que hoy muchos por saber que la Justicia sola no podía hacer nada ante el bochornoso espectáculo que se veía en las procesiones, decretó la reducción del número de Cofradías, ordenando que todas las que se suprimían se agregarán a las que subsistían. Como verán nada es nuevo hoy, todo o casi todo sigue igual, pues el problema no está en la calle ni en ninguna esquina como usted se cree, el problema está en nosotros, solamente en nosotros.

Dos Hermandades en la Cárcel Real de Sevilla en el siglo XVI.


Hasta los presos y no ahora, siempre los hubo cofrades. Pues ya en el siglo XVI en la Cárcel Real de Sevilla había dos Hermandades, una del Sacramento y otra del Dulcisimo Nombre de Jesús, siendo sus hermanos los presos, los que de las limosnas que entre ellos recibían tenían sus cera y hasta mandaban decir sus mismas (cosa que hoy no haría más de un capillita). 

Y era el Jueves Santo, cuando por los corredores y patio hacían su procesión con túnicas, los cuales derramaban mucha sangre en memoria de la Pasión de nuestro Redentor Jesucristo, seguro estoy, que hasta la procesión que los presos organizaban estaría mucho mejor que hoy algunas, que dan vergüenza de verlas por nuestras calles por como se comportan olvidando la Penitencia.