lunes, 28 de marzo de 2016

Mañana espero.


Mañana espero, que la persona a la que siempre llevaré en mi corazón y en el recuerdo esté donde esté se encuentre en la Gloria, esa que cualquier Macareno sueña junto a Aquella que está en San Gil o al menos cerca de Ella. 

Mañana espero, empecé a escribir y ya veis, el recuerdo una vez más me ha traicionado, porque como me dijo un buen Macareno, este Jueves Santo, algunas veces los recuerdos hay que apartarlos para que no nos hagan daño, y es verdad, esos recuerdos no es que se aparten, simplemente se llevan siempre en el corazón y en el alma de uno, por lo que hay veces que hay que apartarlos queramos o no queramos, no olvidarlos, que nada tiene que ver, para así no caer en un pozo oscuro donde muchísimos buenos recuerdos del ayer te pueden jugar una mala pasada sin darte cuenta, cayendo en lo más hondo sin saber si podrás salir. Por eso no espero ya nada, porque sé que estarás bien y protegido por la Esperanza, ya no esperaré, no, sólo llevaré siempre tus recuerdos en mi corazón y en el alma hasta que un día te vuelva a abrazar y te pueda contar de nuevo algo de mi Virgen, Aquella que esta en San Gil.

Como un gato.


Como un gato: Capillita que araña hasta sus muertos por no perder su posición en la Cofradía sería o de juguete que haya fundado.

La geografía.


La geografía : La que conocen los capillitas a su manera, me explico; de barrio a barrio y calles por calles.

Halagador .


Halagador: Esos que se encuentran en muestras Cofradías y que cuando te vuelves te dan con un candelabro.

Un hipócrita.


Un hipócrita: Lo que se puede usted encontrar desde que se levanta hasta que se acuesta.

A un oasis.


A un oasis : Donde mi menda mandaría a más de uno y de una en Semana Santa para que ya no dieran más por culo.

Señalar a alguien


Señalar a alguien: Lo que muchos cofrades de nombre y postureo tieso hacen a menudo con su dedito, que ya se lo podrían meter en el culo.

Un poco de historia sobre la Hermandad de la Lanzada.


Se fundó la Hermandad de La Lanzada en la Iglesia de San Nicolás bajo el título de Guía y Lanzada, la cual procedía de una de tipo gremial de Gloria titulada como de Nuestra Señora de Guía del siglo XVI establecida en Triana. 

Esta Hermandad se fusionó con la de Gloria del Buen Fin en 1642. La que tras un periodo de decadencia en 1773 no volvería a hacer Estación dePenitencia hasta 1755.

Recibió el título de Real la Hermandad de la Lanzada por ingresar como hermana la Reina Isabel II, estando hoy fusionada con la Sacramental de San Martín y con la Hermandad de Gloria de la Esperanza Divina Enfermera. Corporación que tiene la medalla de oro de la Hermandad de Santa Marta en agradecimiento por la acogida durante los años que residió en San Martín. 

Esta Hermandad, como tantas otras a lo largo de su historia también tuvo varias sede como la Iglesia de San Nicolás, el convento de San Basilio en 1653, donde adquirió Capilla propia que antes perteneció al Señor de la Humildad, y que tras la ocupación francesa paso a la Iglesia de San Marcos, luego otra vez a San Basilio y en 1818 a la Iglesia del convento de San Francisco de Paula, donde adquirieron Capilla, en 1846 en la Iglesia del desamortizado convento de mojas de Pasión, luego otra vez a San Basilio en 1850, de este al convento del Santo Ángel, donde consiguieron en depósito el Cristo de los Desamparados, en 1916 a San Román y en 1967 a San Martín, donde actualmente siguen, como vemos, unos años bastante movidos para la Cofradía.

Hermandad de la Lanzada.


Un poco de historia sobre la Hermandad del Museo .


La clásica y maravillosa Hermandad del Museo se fundó en la Parroquia de San Andrés por unos devotos perteneciente al gremio de los plateros que, tras escuchar un sermón sobre la Pasión de Jesús decidieron fundar una Cofradía para meditar sobre la angustias y padecimiento del Señor en su agonía. Hermandad que encargó una imagen de Cristo expirando en pasta madera para que este pesase menos, siendo sus primeras Reglas aprobadas el mismo año de su fundación.

Esta Hermandad residió en el convento mercedario, donde parece que se fusionó con la del Cristo de Pasión sin saberse su fecha.  Lo que si se sabe es que se fusionó con la Hermandad de Nuestra Señora de la Merced en 1607, formando una sola Cofradía que se tituló Sagrada Expiración de Nuestro Señor Jesucristo y Madre de Dios de las Mercedes, unión que parece que duró hasta el último tercio del siglo XVIII, que fue cuando encargaron la imagen de la Virgen y que después advocaron de las Aguas. Recibió el título de Real, por Fernando VII, cuando fue recibido como Hermano Mayor.

Como tantas otras Hermandades, también tuvo varias sede la Hermandad del Museo, como la Iglesia de San Andrés, el convento de la Merced, donde la comunidad le concedió una Capilla en el claustro para colocar su altar e imagenes. Pero por desavenencias con los frailes mercedarios paso durante unos años a la Parroquia de la Magdalena, y al poco tiempo otra vez a su templo conventual.

Ya a comienzos del siglo XVII, la comunidad mercedaria les concedió unos terrenos para que construyeran su propia Capilla, la que hoy siguen manteniendo y que tras la ocupación francesa de la ciudad y el desalojo de los frailes les hizo trasladarse a la Iglesia de San Vicente, para más tarde volver a su Capilla. Dicha Corporación estrenó en 1924 el lunes Santo, siendo desde entonces cuándo empiezan a procesionar dicho día de la Semana Santa.

Fotos ABC.


Feria.

Sólo quedan dos semanas para la Feria, del carajo. Haber quien tiene cojones y se porta bien y me llena la cartera.

Un poco e historia sobre la Hermandad de la Estrella


Es la Hermandad de la Estrella gremial, siendo el resultado de otras dos: la de Nuestra Señora de la Estrella, del gremio de carenadores de barcos, dedicados a su reparación y de comerciantes cargadores a las Indias y la del antiguo Cristo de las Penas, Triunfo de la Santa Cruz y Amparo de María Santísima, del gremio de ceramistas. 

La primera de esta se fundó en 1560 en el convento que los frailes Mínimos tenían en Triana con el título de Santa María de la Victoria, aprobándose sus primera Regla en 1566 y funciondándose con la Hermandad de San Francisco de Paula. La otra Hermandad fue fundada por Diego Granado Mosquera en 1644 (nada que ver con la famosa peluquera) titulándola Cofradía del Santo Cristo de las Penas, Triunfo de la Santa Cruz y Amparo de María Santísima, que radicó en la ermita de La Candelaria, hoy Iglesia de San Jacinto y vinculada al gremio de los ceramistas trianeros, 

Esta Hermandad  por falta de espacio se trasladó en 1674 al convento de los Mínimos, donde se produjo la fusión con la Hermandad de la Estrella.
La que salió en 1676 con tres pasos: el alegórico del triunfo de la Santa Cruz, El Señor de las Penas y la Virgen de la Estrella, la cual portaba una reliquia del Lignum Crucis en las manos.

 La bellísima Dolorosa  fue Coronada canónicamente el 31 de Octubre de 1999, Virgen que es conocida como <<La Valiente>>, por ser la única Cofradía que hizo Estación de Penitencia a la Catedral el Jueves Santo de 1932 en el apogeo de la República.

Hermandad de la Estrella.


Un poco de historia sobre la Hermandad de las Penas .


La fundación de la Hermandad de Las Penas de San Vicente tiene su origen en la Parroquia de San Vicente en 1875,  para dar culto a una imagen del Señor advocado de las Penas procedente del extinguido convento del Carmen de la calle Baños.

 Esta imagen era y sigue siendo muy venerada, y había estado situada en el claustro para presidir las oraciones de los frailes carmelitas, tomando también como titular a la bellísima Virgen de los Dolores. Hermandad que fue impulsada en sus comienzos por el carmelita Rafael del Alba y por el párroco de San Vicente, siendo sus primeras Reglas aprobadas en Abril de 1875, para realizar su primera salida en 1878.

Sacada esta hermandad dos pasos: en el primero se presentaba el encuentro de Jesús con la Santa Mujer Verónica y en el segundo a la Dolorosa bajo palio. Cofradía, que en su primera época a la salida de la Catedral entrada en el Palacio Arzobispal para que el Cardenal Fray Joaquín Lluch Garriga, carmelita, pudiese disfrutar la imagen del Señor a la cual profesaba una gran devoción. Una Cofradía con un inmenso patrimonio, que la hacen una de las más señeras y ricas de la Semana Santa sevillana.

Y antes de terminar, recordaremos las palabras que Santiago Montoto dice sobre esta Cofradía: <<Por el empaque con que hace su Estación, por la religiosidad de sus devotos y por sus antiguas imágenes, parece Cofradía creada en el siglo XVI, que tal es el espíritu que han sabido infundirle>>. Como ven, don Santiago Montoto la define correctamente. Pues solo hay que verla en su templo o en la calle para darse cuenta que no es de este siglo, ni del anterior.

Foto de Fran Granado.