domingo, 27 de agosto de 2017

El Corral de los Chicharos.


El antiguo Corral de los Chicharos es hoy los apartahoteles del Patio de la Cartuja en la Alameda de Hércules en la calle Lumbreras, un lugar encantador y emblemático donde nació el gran Manolo Caracol, uno de los mejores cantaores de Sevilla.

Destaca el patio de este antiguo Corral  por sus muchas macetas, las que le dan un estilo andaluz único. Estos apartahoteles conservan su estructura original desde que se abrió con motivo de la Exposición Universal del 92, la que nos dejó poco y se llevaron mucho.

Antiguo Corral de los Chicharos.


La fuente del Palacio de Sánchez Dalp en el Alcázar.


Esta bellísima fuente se realizado en 1600, según una inscripción en la misma, y estuvo en el Palacio de Sánchez Dalp, en la transformada hoy Plaza del Duque junto a otros magníficos palacios, los que fueron derribados en los años 60 del siglo XX.

Dicha fuente se encuentra actualmente en el Patio de la Alcubilla del maravilloso Alcázar de Sevilla. Patrimonio de la Humanidad y por desgracia más visitado por extranjeros que andaluces, seguro que si estuviera en la Conchinchina más de un tonto lo habría visitado.

Recortes del Convento de la Encarnación.


En el Convento de la Encarnación de Sevilla, situado en la Plaza Virgen de los Reyes es conocido por los recortes de formas litúrgicas que hacen las monjas.

Los recortes de formas litúrgicas  lo venden las hermanas por el torno de su Convento en bolsas, los que han probado casi todos los sevillanos. Estos recortes son los desechos de las obleas cuando son recortadas las hostias para consagrar, y están riquísimo, sobre todo para ver una Salida Extraordinaria o alguna Procesión, muchísimo mejor comerse unos recortes de las monjitas que no un paquete de pipas en fin ustedes mismo, pero yo les recomiendo los recortes, porque son más sanos y así ayudamos a las hermanas.