martes, 5 de abril de 2016

Prensa morada.


Si le preguntan a un periodista de la prensa morada o algún que otro que van de lo mismo sin tener más título que el DNI por el Pregón le dirán, estupendo y muy valiente como si de un torero se tratase. Pues no, claro que no y mil veces no hombre, tal como están los pregones es mejor y más distraído escuchar al Rey por Navidad que a una panda de falsos teólogos.

Curiosidades cofradieras. La cómoda.

Curiosidades.


En esta foto vemos el paso de la Borriquita , que hizo en 1939 Manuel Casana y que se conocía popularmente por la guasa cofrade como «La cómoda» por su diseño.

Como se ve.


Como se ve quien te pide de verdad y quien te pide de mentira para distraerse a costa Tuya. Tu, Macarena bendita, Macarena única, Macarena Celestial, Macarena de Esperanza, Macarena de amor, Macarena nuestra, Macarena del mundo déjalos con sus juegos y sigue con los que verdaderamente te piden desde el ALMA. Pero sin olvidar a los que juegan en tu nombre, que son muchísimos y también Tus hijos son.

Foto de Hareton.

Las maldades.


Y dijo el bohemio: Las maldades viven detrás de las apariencias amigo, no lo olvides.

Me llevaste.


Me llevaste a Tu Esperanza porque te miré con los ojos del alma; porque te miré con el alma puestas en mis ojos, y hasta que Tú quieras a Tu Esperanza en mi alma llevaré.

Y me atrevo.


Y me atrevo a decirte Macarena, que no hay en el mundo un poeta que te pueda definir mejor que Rodríguez Buzón cuando te dijo: "Pero como Tú ninguna".

                  Foto de Peña.

No habría.


No habría primaveras sin Tu Esperanza en Sevilla, Macarena, las habría, claro que sí. Pero sin Esperanza a donde agarrarnos .

Si Tú No existiera.


Si Tú no existiera no habría poesía, porque Tú eres la poesía de la vida, del amor, de la fe, de la verdad, del mundo y de la Esperanza, la que a todos nos abraza para nunca dejarla.

Y Tu Esperanza.


Y Tu, Esperanza, eres alma de mi alma y vida de mi vida. Porque sin ti, te puedo asegurar, que no sabría encontrar la Esperanza.

Hasta la muerte .


Porque en Sevilla, hasta la muerte cae rendida en Santa Marina a los pies de su Cristo Resucitado.

Sufriste.


Sufriste el desprecio de Herodes, no el de Sevilla, la que siempre hasta desde los balcones te acompañó.

            Foto de José Corrales.

Barrio hermoso.


Barrio hermoso donde vive la Esperanza, que hasta sus calles alma tienen. Con un espíritu, que en el mismo ambiente está y que nos conduce donde vive la Esperanza, el cielo de Sevilla.

                Foto de A. Tirado.

Dejad que los niños.


Dejad que los niños se acerquen a mí.

Saber estar.

Saber estar no es todo. Pues además de esto si no sentimos nada y lo hacemos esforzado es como estar muerto.