miércoles, 24 de mayo de 2017

Macarena de Cebrían.


Si es verdad que los rios llevan música. Hoy por el Guadalquivir una suave brisa  nos hará escuchar Macarena de Cebrián.

La agonía.

Se hace el aire espejo para que la agonía de un ser querido en él se refleje, una agonía que como todo en la vida es imposible de parar. 

Se hace el aire espejo para que esa maldita agonía en él se refleje por última vez, como queriéndose salir de ella misma, la que ya se que forma parte de la vida, por eso creo que no es tan sabia como decimos. Pues si sabia fuera la vida, no permitiría en ningún ser humano que  la agonía lo visitase.

Preservativos.


Verá que al final va a resultar que los preservativos tirados en el Coto de Doñana lleno de semen van a ser de los pobres linces.

El páncreas.


Está claro, que nuestro cuerpo es la máquina más perfecta. El ejemplo lo tenemos en el páncreas, eso que a usted le sonará a chino pero que hasta estos lo tienen.

El páncreas es el encargado de segregar una serie de hormonas principales para que funcione el organismo, como la insulina y el guragón . Aparte produce también el jugo pancreático, bastante importante para la digestión, pero no abusen comiéndose 2 kilos de chicharrones.

El Paleolítico.


El Paleolítico, aunque parezca que es de muy antiguo, todavía parece que de él no hemos salido por las crisis y 1000 cosas más.

Paleolítico significa en griego <<piedra antigua>>, comprendiendo un periodo de varios millones de años de la prehistoria que se extiende desde el origen de la humanidad , (esa que poco a poco se está cargando el mundo) hasta la invención de la agricultura hace 10.000 añitos solo, quedando marcado por la fabricación de instrumentos de piedra.

El Crucificado del Convento de Capuchinos.


Podemos ver en el Convento de Capuchinos de Sevilla está interesantísima imagen de un Crucificado, el que está vivo y mira hacia la derecha.

El Crucificado es de estilo barroco, obra anónima del siglo XVIII. Nos recuerda por su postura al portentoso Cristo de la Expiración de la Hermandad del Museo, destacando de este Crucificado de los Capuchinos su cuerpo. Pues por más que miro su cabeza no me cuadra, es como si se la hubiesen puesto posterior. Las dos imágenes que se encuentran a los lados son Santa Justa y Rufina, imágenes atribuida al taller de Duque Cornejo en el siglo XVIII.

Currículum del cofrade.


Currículum del cofrade.

Currículum de muchos cofrades: Periodista de cofradías pero sin título, porque son muy cofrades. Sabios de cofradías porque saben que a la Macarena y no a otra Virgen la llaman la Madre de Dios, correcto. Porque están todo el año en un cofradía pero no respetan ni a sus muertos, ni a cristianos ni a nadie. Porque se tragan un montón de cultos obligados y sólo por quedar bien ante los demás, no ante Dios. Buenísimas gente de la muerte porque tienen una facilidad para engañar, que la de ni muchos políticos. Santos más Santos que el franciscano San Pascual Bailón. Señores más señores que muchos que en nuestros pasos van y muy simpáticos, más que Espinete y el Chabo del Ocho a cualquier hora. Si usted se siente así, ya sabe, eche su currículum en alguna tv local porque en otras lo pondrán mirando hacia el Finisterre. He dicho, y no J.R.

El retablo cerámico de José Gestoso del Convento de Capuchinos.


Como siempre suelo decir, Sevilla está llena de tesoros en cualquier rincón o interior de algún Convento, Iglesia o Casa. Aquí traemos el ejemplo de este grandísimo tríptico mural que se encuentra en la portería del Convento de Capuchinos.

Se representa en el tríptico retablo-cerámico a San Leandro, la Adoración de los Reyes y a San Sebastián, obras realizadas por don José Gestoso y fabricados dichos azulejos en la fábrica de Mensaque en 1897.

El San Francisco del Convento de Capuchinos de Sevilla.


Interesante imagen de San Francisco de Asís vemos en el pórtico de entrada al Convento de Capuchinos de Sevilla, obra esculpida por Pedro de Navia.

Es esta imagen de San Francisco es una copia de la obra anterior original que es del grandísimo escultor Antonio Susillo, y que actualmente la tienen en el interior del Convento. De pequeñas historias cómo esta Sevilla está llena, simplemente hay que pararse y observar cuando el dichoso tiempo nos lo permita.

La pintura de Sor Ángela de la Cruz de Dubé de Luque.


Está preciosa pintura y la que se ha convertido en toda una estampa clásica, se encuentra en el Convento sevillano de las Hermanas de la Cruz. Convento que fue fundado por Sor Ángela de la Cruz, aunque ya sé que es Santa, pero así me gusta llamarla.

La pintura es de tamaño bastante grande, obra realizada por Antonio Dube de Luque, la cual presidió la Ceremonia de Beatificación de Santa Ángela el 5 de Noviembre de 1982. Se da en este cuadro la curiosidad, que el artista representó en el mismo a sus hijos y a los padres.

El retablo cerámico de José Macías Macías del Convento de las Hermanas de la Cruz.


Este bello retablo cerámico se encuentra en el patio del Convento sevillano de las Hermanas de la Cruz. En dicho azulejo vemos a Sor Ángela de la Cruz pintada por don José Macías Macías Luque hacia 1950, y realizado por Mensaque Rodríguez. Un retablo bastante conseguido de Madre Angelita, la Santa más Santa de toda Sevilla.

El Estandarte Sacramental de la Hermandad de San Isidoro.


Es el Estandarte Sacramental de la Hermandad de San Isidro un aunuténtica joya y de un grandísimo valor. 

Dicho estandarte es de 1750, confeccionado en seda blanca con bordados de Lucas Ortega, siendo su asta y cruz de plata de Antonio Barrón.
Foto de Rafaes.