martes, 19 de abril de 2016

El paso de la Redención en 1959.


Curiosidades.

La Hermandad de la Redención, más conocida como el Beso de Judas, cuando realizó su primera Estación de Penitencia en 1959, estreno un paso proyectado por Isorna y tallado en madera del mismo color por José Martínez, con cartelas plateadas de don Fernando Marmolejo.

Hoy el paso se encuentra en la Hermandad de la Mortaja de Algeciras (Cádiz).


Igual que las nubes.


Igual que las nubes sin el cielo no son nada, las olas sin el mar tampoco lo son. Por eso Sevilla es algo y muy grande, porque tiene Esperanza y la reparte su Virgen Macarena.

Cumplir años .

Cumplir años no es algo alegre ni triste, simplemente es desconfiar aún más de todo lo que nos rodea. (J.F.G.A.)

Llenaba el aire.


Llenaba el aire de su dolor, de su pena, de su impotencia ante tan injusta Sentencia. Llenaba el aire, lo llenaba de su Esperanza.

   Foto El Arte de lo Efímero.

También Dios.


También Dios son aquellos que se fueron y en nuestro corazón siempre llevamos, a estos lo conocimos, lo abrazamos y lo quisimos.

Dios.


No entiendo ni nunca entenderé como muchas personas pueden conocer mejor a Dios que a ellos mismo y a sus familiares más cercanos. La mente sigue siendo un mundo desconocido.

Un día como hoy. Rogativas a la Virgen de la Antigua.


Un día como hoy 7 de Mayo de 1744, se suspendió una estación a la Capilla de Nuestra Señora de la Antigua para pedirle la preciada lluvia por la que cayó en ese día.

Jajajajajajaja.


Jajajajajajaja jajajajajajaja ríete de la vida, nadie en absoluto te va a dar nada para que estés feliz jajajajajajaja jajajajajajaja

Un día como hoy. Tempestad en Sevilla en 1742.


Un día como hoy 3 de Diciembre de 1742, padeció Sevilla una fuerte tempestad de viento, la cual destrozó muchas partes de edificios y derribó el campanario de la Cruz del Campo.

Veladas en Sevilla .


Por los desórdenes que habían provocado las veladas. Aquellas que de las vigilias nocturna en honor a los Santos celebraban los fieles las vísperas de sus festividades, el 24 de Julio de 1742, el Coadministrador las prohibió, a quien el Asistente con su autoridad mandó publicar la misma prohibición e imposición de penas (hoy habría que prohibir tanto, que no darían abasto). 

De las veladas la más célebres era la de Santa Ana en Triana, que tenía igual que hoy una gran afluencia de público, por lo que era muy normal el desorden en la misma y algún que otro escándalo.