lunes, 4 de noviembre de 2019

Fantasmas en el Palacio Monsalves.



Este misterioso Palacio sevillano de Monsalves es muy conocido por la famosa serie Allí abajo. Pero también lo es más por las leyendas que de él existen sobre fantasmas. Un Palacio del que hasta la actriz sevillana María León cuenta que se escuchan ruidos extraños y se ven objetos moverse entre sus paredes, algo no muy normal pero si muy aterrador.

También cuenta María León, que cuado fue a uno de los baños del Palacio Monsalves y el que tenía una ducha frente sintió como un escalofrío y la ducha se abrió sola. Y no creyéndose lo que veía mento el nombre de una compañera diciéndole que se dejara de bromas, llamó aterrada a un compañero y la ducha se volvió a abrir, siendo entonces cuando dijo que si se podía abrir de nuevo muy nerviosa, cuando para su sorpresa se abrió con una fuerza descomunal y aterradora. Ya saben, tengan cuidado con algunos baños.

El Palacio de Yanduri.



El bellísimo Palacio de Yanduri es un buen ejemplo de la arquitectura de comienzo del siglo XX, el cual se encuentra situado en la Puerta de Jerez en Sevilla.

Fue construido el Palacio entre 1901 y 1904 a expensas de los Marqueses de Yanduri, reproduciendo parece ser unos planos franceses por el arquitecto Antonio Rey y Pozo, y tras su muerte interviene el arquitecto Jacobo Galí y Gasseta quien lo concluyó. Este Palacio está unido con los Reales Alcázares a través de la Huerta de la Alcoba, donde se asienta el Jardín Inglés, con una puerta directa para que sin salir de este la Reina Victoria visitase a su gran amiga la Marquesa de Yanduri.

Es tras la muerte de los Marqueses de Yanduri cuando su Palacio sirvió de alojamiento al General Francisco Franco, quien lo ocupó durante su primera estancia en Sevilla después del 18 de Julio de 1936. Como también sirvió de Cuartel General. Un Palacio donde nació Vicente Aleixandre en 1898 cuando aún no estaba construido.

Una plaza muy desconocida, la del Duque de Veragua.



Si a usted le dicen quedamos en la Plaza del Duque se irá del tirón a la que ya conocemos y que está rodeada de edificios horteros, la que en realidad se llama Plaza del Duque de la Victoria. Pero si le dijeran en la otra Plaza del Duque a lo mejor se quedaría un rato pensando si existe, que si existe y se encuentra en la zona de San Vicente entre las calles Mendoza Ríos y Redes, cuyo nombre verdadero es Plaza del Duque de Veragua.

La Plaza del Duque de Veragua es más bien pequeña, nada que ver con la bulliciosa y muy transformada Plaza del Duque de la Victoria, la que con tantos tenderetes más bien parece una jungla que una plaza. Siendo la del Duque de Veragua mucho más tranquila y acogedora.

Recibe esta plaza el nombre del Duque de Veragua por ser este descendiente de Cristóbal Colón, quien decide a finales del siglo XIX traer de Cuba cuando España la pierde el cuerpo del conocido descubridor a la Catedral de Sevilla, donde actualmente se encuentra.