lunes, 6 de marzo de 2017

Día de la mujer.


Mañana muchos hijos de Putas y muy putañeros serán los primeros en felicitar a la mujer.

Día de la mujer.


Mañana es más el día de la mujer que lleva una casa que de otras que hacen como la que trabajan.

Día de la mujer.


El día de la mujer mañana algunas lo celebrarán en las horas de trabajo. En vez de desayunar en veinte minutos lo harán en una hora y cuarenta minutos, sobre todo las que están en Ayuntamientos que todos pagamos.

Sentarse en un pivote.


Y dijo el General Petaca: En Semana Santa cualquier sitio es bueno para sentarse, hasta en un pivote muy fino fisno...

Alfombra de pipas.


Y quien no ha estado un Domingo de Ramos esperando a una Cofradía y el imbécil de al lado le ha dejado una alfombra de pipas en el suelo creyéndose que está en el día del Corpus.

Ni frío ni calor.


Y dijo el General Petaca: Ni frío ni calor, ya decía yo él porque me estaba durando tanto mi petaca.

Yo sólo bebo.

Carritos en Semana Santa.


Y dijo el General Petaca: Este año como el anterior tendré que beber de mi petaca para soportar los porrazos en el tobillo de los carritos.

El reloj como cámara.


Estaba tan nervioso en el Vía-Crucis con todo el mundo con cámaras de fotos y móviles y yo sin nada de nada, que para no despegar he cogido mi reloj como cámara para disimular y me he puesto a hacer alguna foto.

Curiosidades cofradieras. El Gran Poder con faroles.


Bellísima foto antigua donde vemos a la Gran Poder con candelabros antes de llevar sus clásicos faroles y los respiraderos antiguos.

La primera fotografía nocturna de la Semana Santa de Sevilla .


Cómo de curiosidades está llena la Semana Santa, pues aquí traemos una para aquellos que no la conozcan, la primera fotografía nocturna de la Semana Santa de Sevilla. 

La bellísima y todavía más curiosa primera fotografía nocturna de la Semana Santa sevillana está hecha al gran Poder, el Señor de Sevilla procesionando por la calle Tetuán en 1918. Dicha fotografía la realizó don Juan Barrera, donde si nos fijamos bien nos daremos cuenta del color de la túnica que no es blanca es morada, pues ese blanco que vemos es del flash de la cámara que da en el raso y no como se ha creído que era blanca, aunque qué más da dirán algunos el color en el que todo lo puede, en el padre y amigo más fiel de la tierra que no es otro, que el Señor de Sevilla.

Curiosidades cofradieras. Confesados.


Si hoy los hermanos de muchas Cofradías tuvieran que salir a la hora de salida de estas confesados y comulgados, seguro estoy que más de una Cofradía saldría solo con dos.

 Que conste, que ya las Reglas de la señera Hermandad de la Quinta Angustia aprobadas en 1541 decía esto, no un servidor.

Foto de A.Sánchez.

Cuatro épocas en nuestras Cofradías.


La primera es la de la Cofradía medieval, que fueron casi todas de origen gremial, llegando hasta principios del siglo XVI; la segunda la Cofradía de sangre, en la que se empleaban elementos procesionales y que llegan hasta el siglo XVII, que es cuando se convierten en barrocas; la tercera en el reinado de Carlos III, que es cuando son violentadas hasta llegar a la cuarta época en 1940 o 1950, a la grandeza de la Cofradía superbarroca.

Fuera de lo comentado, yo particularmente añadiría otra época en las cofradías, una quinta; la del niñaterío, la de los inventos, la de las nuevas tradiciones, la de los nuevos vestidores, la de las nuevas composiciones de marchas para Discoteca (perdón, para Semana Santa),  la de los sabios cofrade y la de la prensa morada. Dándose todo esto en el siglo actual en que vivimos.

Con esto no digo ni mucho menos quiero exponer, que cualquier otro tiempo fue mejor ni peor, solo que hoy están sufriendo nuestras Hermandades tanto por parte de la política, la misma Iglesia y sus propios cofrades una guerra absurda llamada ODIO, no llevándolas adsolutamente a nada, solo a un precipicio donde algún día caerán y todos lamentaremos. Esperemos que esta quinta etapa, llena de lo que ya hemos expuesto no pueda con la gran historia y peso que tienen nuestras Hermandades.

Foto de Fernando Pino.

La estación de penitencia.


Aunque algunos no se enteren ni quieran creérselo, la estación de penitencia de nuestras Cofradías es y será el acto de fe más importante para estas. Pues nada más hay que indagar un poco para darse cuenta, que cuando muchas Cofradías dejaron de salir antiguamente entraron en decadencia.

No hay tampoco que confundir la estación de penitencia con otros actos o efemérides sacada de la manga para aprovechar una salida extraordinaria. Nada tiene que ver estas extraordinarias con la estación de penitencia, las que muchas son comprensibles y otras no, por ejemplo y aunque sea un poco exagerado; no se puede sacar una Cofradía a la calle por el mero hecho de cumplir año, porque entonces todo el año estaríamos en Semana Santa, diferente sería un centenario o un año importante en la Cofradía, que hoy por hoy cualquier día es importante y aprovechan para tirarse a la calle.

Foto elartedeloefimero.