domingo, 29 de noviembre de 2015

No es mundo.


No es mundo el mundo, desde que lo empezamos a poblar.

Y algún día.


Y algún día no muy lejano, tendremos dos Semana Santa seguidas.

Veo.


Veo a gentes comer en algunos sitios con más hambre que el criado de Drácula.

Este fin de año.


Este fin de año brindaré. Pero con la rubia, la Cruz...

Lotería de Navidad.


El anuncio de la Lotería de Navidad es para coger una depresión hasta la jubilación.

Curiosidades cofradieras . Dos Cruces de Guía.


Como vemos en la foto son dos Cruces casi idéntica, una la del Gran Poder y otra la de la Hermandad de los Caballos de Santa Catalina.

Muchos creen todavía que la más antigua es la del Señor de Sevilla, pero no es así, lo es la de los Caballos, siendo la del Gran Poder de 1715 y la de la Exaltación de Santa Catalina de 1702.

Cruz de Guía de la Exaltación y del Gran Poder.


Curiosidades cofradieras. Que razón tenía Ortega Bru.


Y qué razón llevaba el genio de San Roque cuando realizó la maravillosa obra del misterio de Santa Marta en 1953 y dijo: Yo no tengo obras cumbres, cuando se hable de tal envergadura yo ya estaré muerto. El misterio de Santa Marta es distinto y yo mismo no me lo puedo explicar, el barro corría solo y fue Dios quién lo hizo a través de mi. Cosas de genios



Curiosidades sevillanas. El caballo del Cid.


Es curioso saber que el famoso e inseparable caballo Babieca de Rodrigo Díaz de Vivar el "Cid Campeador", fue un gran regalo del rey poeta de Sevilla Almutamid como muestra de agradecimiento a la defensa y protección prestada por el "Cid Campeador" en la batalla vivida en Cabra, frontera con el reino taifa de Sevilla ante el rey de Granada en coalición con el castellano García Ordóñez.

Monumentos Cid en Sevilla.

Al estúpido.


Al estúpido hasta por las desleales Redes Sociales se le conoce sin conocerlo.

Cada vez.


Cada vez creo más en las mentiras del ser humano que en sus verdades.

El retablo de San Juan Evangelista del Convento de Santa Paula.


Bello retablo ensamblado por Alonso Cano nos encontramos en el maravilloso convento de Santa Paula de Sevilla, obra de 1635.

La parte central del retablo presenta la figura de San Juan Evangelista con su símbolo, el águila, obra portentosa de Juan Martínez Montañés en 1637, mostrándose al Evangelista en la isla ( y no del Caribe) de Patmos escribiendo su Apocalipsis con una pluma de plata. Las dos calle del retablo contienen cada una dos pinturas, apareciendo en el punto del arco un Ángel con elementos decorativos y en el ático dos pinturas laterales y  en su centro un relieve de San Juan en la tina con dos bellísimos Ángeles a sus lados.

El retablo original tenía ocho pinturas del gran Alonso Cano, las cuales fueron expoliadas por el cabrón del mariscal Soult y hoy se encuentran por diferentes sitios del mundo. Hoy este conjunto tiene otras pinturas que para nada tienen que ver con las primitivas, representando: Santa Catalina de Siena, San Juan de la Cruz, Santa Rosa, Santa Inés y Santa Teresa de Jesús.

Sí a Sevilla, no ya a España le devolvieran todo lo que le robaron por la cara, tranquilamente podría tener un Museo del Prado.

Y ahora todos empezaremos .


Y ahora todos empezaremos a ser más buenos o mo intentarlo por las fechas que entran. Todo una farsa.