martes, 6 de febrero de 2018

E.T.



               

Po claro Joé. E.T. no es tonto hijo.

El Cristo de los Desamparados del Santo Ángel.


Foto ABC. Cristo de los Desamparados.


El maravilloso y espléndido Cristo de los Desamparados se encuentra en la Iglesia sevillana del Santo Ángel, obra casi segura del afamado imaginero de Alcalá la Real (Jaén), Juan Martínez Montañés (1568-1649).


Quienes lo conocen al portentoso Crucificado de Montañés, aseguran que es uno de los más logrado en la imaginería sevillana. Este Crucificado se asemeja a otras imágenes del Maestro de Alcalá la Real como el Crucificado de la Clemencia o de los calices de la Cátedral de Sevilla, y otras imágenes del artista. 

El muy socorrido "Perrito Caliente".



Según muchos estudiosos el "Perrito Caliente" es de origen europeo, procedente de Alemania, siendo su nombre en español una traducción directa del inglés "Hot Dog". Llamándose a las salchichas en Alemania dachhund (Perro Salchicha), cuyo termino llegó a Estados Unidos a finales del siglo XIX .

Fueron los puestos ambulantes de "Perritos Calientes" los que se hicieron rápidamente muy conocidos en los estadios de béisbol, animando los vendedores de estos al público al grito de "llévese un perro salchicha caliente". Lo que hizo que un periodista deportivo llamado Thomas Dorgan y buen dibujante, escribiera una columna haciendo broma con los perritos, que al no conocer la expresión de dachshund el mismo lo bautizara como "Perro Caliente".

Hay que decir, que los "Perritos Calientes" están en la lista de comidas basuras. Pero también hay que reconocer, que hay momentos en nuestra vida que nos saben a gloria bendita, y más cuando uno sale tieso de la Feria con más hambre que un pingüino en Écija. No ni ná.

El muy raro Timothy Dexter.

Timothy Dexter con su perro. Foto Wikimedia.



No a todo el mundo le ríe la suerte como le pasó al comerciante británico Timothy Dexter, el que como dirían en mi Cádiz, pegó un "Pelotazo" tras otros mas con sus ventas. Este curioso personaje hizo una gran fortuna gracias a su mujer, que estaba en buena posición y a la que siempre le acompañó la suerte.

Tanta sería su suerte, que Timothy Dezter escribió su autobiografía en 1802, la que en un principio era como regalo. Pero llegó a tener tanta popularidad que se publicaron nada más y nada menos que ocho ediciones más, esto es suerte y lo demás es mentira.

Y más de uno se preguntará el porqué de tanta suerte. Pues ahora viene lo bueno. Su biografía contada en el libro con casi 9.000 palabras y casi 34.000 letras, cosa que ustedes verán normal pero no, porque fue escrita sin ningún signo de puntuación, y con las mayúsculas insertadas de forma aleatoria, lo que hizo que muchos lectores se mosquearan y con razón, por eso en la segunda edición incluyó una página más con trece líneas de signos de puntuación para que esos locos lectores se quedarán tranquilo. Todo un calvario su autobiografía, de la que aún así, la suerte no lo abandonó.

Una batalla de sólo 45 minutos.



La historia como siempre nunca deja de sorprendernos, como la curiosa batalla que solo duró 45 minutos en anglo-zamzibariana. La mas corta de toda la historia, y que se produjo el 27 de Agosto de 1896.

Empezó esta batalla por un conflicto bélico entre Reino Unido y el Sultanato de Zanzíbar (Estado insular africano que hoy forma parte de Tanzania, donde deberíamos de mandar a nuestros... políticos). Esos que por día viven mejor mientras un pueblo agoniza por no haber recursos alguno.

Todo estalló por un enfrentamiento de intereses entre la administración colonial británica y el nuevo sultán, que dio un Golpe de Estado. Sería a las nueve de la mañana del día antes citado, cuando la temida Marina Inglesa inició un bombardeo contra el Palacio del sultán, paralizando a su artillería, siendo a las diez menos cuarto cuando se rindieron los zanzibarianos, de los que murieron sobre 500 y de los británicos solo hubo un herido.

El Cáliz de las Campanillas .


Esta obra de orfebrería como es el Cáliz de las Campanillas, es una de las piezas más importantes no sólo de la Archidiócesis de Sevilla, sino de Andalucía, obra anónima de principios del siglo XVI. Esta labrado en plata sobredorada y mide sobre unos 36 cm de alto.

De estilo gótico entrando en los comienzos del estilo renacentista es este Cáliz de Osuna, una pieza de Museo por su exquisita composición y variedad. En su peana están grabadas escenas de la Pasión y Resurrección de Cristo, y en el astil los grabados de los apóstoles San Pedro, San Pablo, San Juan y San Bartolomé, estando grabado en su patena el rostro de Cristo y la inscripción latina: Calicen salutaris accipiam.

Destaca de este sin igual Cáliz sus campanillas que cuelgan, de ahí conocido como "El Caliz de las Campanillas". Una monumental obra de arte aunque no sean sus dimensiones excesivas, que demuestra la importancia y auge que el bellísimo pueblo de Osuna tuvo en aquella época.

La Virgen con el Niño, San Roque y San Sebastián de la Parroquia de Santa María de la Mesa de Utrera.


La Virgen con el Niño, San Roque y San Sebastián es una de las pinturas más interesantes y a la vez por desgracia como tantas otras muy desconocida de la Archidiócesis de Sevilla, la que atesora grandes joyas. Es esta pintura obra del pintor italiano Bernardo Luini (1480-1532), artista influenciado por el Gran Leonardo da Vinci, la cual se encuentra en la Parroquia de Santa María de la Mesa de Utrera (Sevilla).

En el cuadro como vemos, se representa a la Virgen con el Niño, el que alarga la mano izquierda para coger el bordón que tiene San Roque y a la derecha a San Sebastián 


 con una expresión que lo dice todo, con un paisaje de fondo donde aparece un castillo. Destaca de esta gran obra de arte las facciones de la Virgen, las que se asemejan mucho a la obras del irrepetible Leonardo da Vinci.

Cuando vayan a Utrera, ya saben, NO dejen de visitar a esta inigualable y curiosa pintura. La que está considerada por muchos expertos en la pintura una de las más importantes de la Archidiócesis de Sevilla y no del extranjero.