lunes, 18 de abril de 2016

Centuria Romana.


París tiene una torre que le llaman Eiffel,Venecia sus bellos canales, Roma un sin fin de grandes monumentos y Sevilla a una Centuria Romana que ya Roma quisiera, con su Señor de la Sentencia y su Virgen Macarena.


La perfección.


Porque la perfección sólo tiene un camino, el de Tu Esperanza, Macarena.
    
       Foto de Calvo Pastor .

Recuerdos.


Hay recuerdos que te destrozan, otros que te ilusionan y emocionan al  recordarlos, esos son los que hay que guardar en nuestro corazón. Y hay uno que siempre lo llevaré, aquel 12 del 7  de 2006, Macarena.

Nunca se va .


La Esperanza solo se va para poder volver, nunca para abandonarnos.

Foto de Francisco Narbona Soto.

Un día como hoy. Huracán en Sevilla.


Un día como hoy 3 de Diciembre de 1739, padeció Sevilla un fuerte huracán que dañó a algunas casas y levantó viñas y olivares de la comarca, con otras pérdidas por la abundante lluvia, llegando las aguas del río a la Puerta del Arenal inundándolo .

Puerta del Arenal.

Un día como hoy. Incendio frente al Hospital Amor de Dios.


Un día como hoy 24 de Agosto de 1739, se produjo en Sevilla un gran incendio que quemó a nueve casas frente al Hospital Amor de Dios.

Un día como hoy. Terremoto en Sevilla.


Un día como hoy 29 de Octubre de 1738 sintió Sevilla un gran terremoto, aunque gracias a Dios no hubo desgracia alguna.

Un día como hoy. Retablo de la Capilla de la Antigua.


Un día como hoy 14 de Junio de 1738, se estrena el nuevo retablo de la Capilla de la Antigua a expensas del Excelentísimo Arzobispo D. Luis de Salcedo y Azcona. 

El retablo está construido en ricos jaspes y mármoles de varios colores de dos cuerpos: el primero de orden corintio, dónde se encuentra la Señora, y en el segundo podemos ver una imagen del Salvador del Mundo en piedra, siendo dirigido por el arquitecto D. Juan Fernández Iglesias y realizadas sus esculturas por Pedro Duque Cornejo.

Que grande es.


Qué grande es poder entenderse sin palabras, que grande es poderlo hacer siempre ante Tu presencia llena de Esperanza y que las palabras salgan de nuestra mirada y nuestro corazón, que grande es.