viernes, 22 de mayo de 2015

Si rezaramos.


Si rezaramos menos y ayudáramos más al prójimo, los problemas seguirían, pero muchísimo menos. Rezar sin ayudar de nada sirve.

Iremos a votar.


Iremos a votar, sobre todo para refrescarnos de otros aires y a la vez de líquidos venenosos, lo que no se, es si en este lugar me dejaran votar. Espero que si, yo me porto muy bien para que no me dejen entrar.


La Mafia.

La Mafia se refresca.

El Misterio de Jesús ante Anás.


El Misterio de Jesús ante Anás fue el primer gran trabajo de don Antonio Castillo Lastrucci  para las Cofradías de Sevilla, composición que le fue encargada en Octubre de 1922 por un grupo de cofrades de la recién reorganizada Cofradía de la Bofetada que le dieron a nuestro Señor, como era conocida antes.

La obra se realizó de forma verbal, por lo que no se conserva contrato, hoy como está la cosa con la crisis sería impensable hacerlo, basándose Castillo Lastrucci para la composición del Misterio  en unos modelos tomados de La Pequeña Pasión de Durero y en la serie grabada por Wierix y Carlos van Mallory. Toda una clásica Cofradía del Martes Santo, siendo su salida muy recomendable de ver desde la bellísima plaza de San Lorenzo.

Foto de Francisco Javier Padilla.

El manto de la Virgen del Socorro.


Fue en el Cabildo General de Elecciones de junio de 1949, cuando la nueva Junta de Gobierno plantea la realización de un nuevo manto para la Virgen, tomándose la decisión que debía de ser del mismo color que el que llevaba.

 Para el diseño de dicho manto se eligieron a varios artistas. Pero al final fue elegido el dibujo del indiscutible artista Joaquín Castilla Romero  el 4 de abril de 1951, artista que ya había realizado para otras hermandades otros trabajos como la Macarena, siendo este primer boceto de Castilla para el manto de la Virgen del Socorro un dibujo realizado en lápiz, que se asemejaba a una capa pluvial con un bello frontal y los cuatro evangelistas con ancha greca sobre tisú de plata, más unas capillas de colores y cabeza de ángeles, quedando una parte del fondo central lisa. Pero como siempre suele haber diferentes opiniones en las cofradías, el diseño  no gustó, y un año después en 1952, al entrar una nueva Junta convocó un concurso para el diseño del manto, siendo elegido por segunda vez el que presenta Joaquín Castilla en estilo barroco-renacentista, que es el que hoy lleva la preciosa Virgen del Socorro.

La obra del portentoso manto se empezó el 1 de Febrero de 1953, y fueron primero a hablar para la realización del mismo la Junta de la Hermandad con Esperanza Elena Caro. Pero finalmente fue escogida para tan sublime obra la bordadora Concepción Fernández del Toro (1881-1964). El manto fue bendecido el 7 de abril de 1957, y la maestra bordadora Concepción Fernández del Toro recibió por la monumental obra la medalla al mérito al trabajo, en la categoría de plata el 2 de Junio. Un manto, que está considerado como uno de los mejores de toda la Semana Santa no sólo de Sevilla, sino de España.

Como la vida misma. La estupidez.


La estupidez es algo que no se hereda, se nace con ella.

Como la vida misma. Al tonto.


Al tonto no se busca, se tropieza con él.

El retablo cerámico del Cristo de Burgos.


Bellísimo retablo cerámico el que podemos ver en la Iglesia de San Pedro de Sevilla, donde fue bautizado el gran pintor Velázquez, retablo que fue realizado en 1952 por Antonio Kiernan Flores con la colaboración de Facundo Peláez Jaén en la Fábrica de Cerámica Santa Ana.

 Un  azulejo que por su gran calidad y colorido, engrandece aún más la gran colección que Sevilla tiene por sus calles de bellos retablos cerámicos.

Foto de Retablocerámico.

El Cristo de Burgos y el Convento de Trinitarios Descalzos.


Fue en1610, cuando los Trinitarios Descalzos logran para la construcción de su convento unas casas donadas por doña María de Solís en el barrio conocido por el de la Vinatería, entre la collación de San Pedro y San Ildefonso. Barrio que por sus bodegas se vendían muy buenos vinos procedentes de Cazalla o Guadalcanal, por esto el nombre de Vinatería .

Del convento de Los Trinitarios Descalzos nada se conserva hoy, solo la Iglesia bastante transformada y la torre que pertenecía a las familias Baras Gutiérrez de Celis e Hidalgo Baras, adquiriéndola la Hermandad del Cristo de Burgos el 2 de Octubre de 1979, para ubicar en la misma su futura capilla, dependencias y casa-hermandad. 

Empezó la construcción de este edificio el 22 de Abril de 1625. Pero fue fray Antonio del Espíritu Santo, quien formalizó quince años antes la fundación de este cenobio en la collación de San Pedro.

Torre del Ajdrez.