viernes, 11 de mayo de 2018

Iglesia de María Auxiliadora de Sevilla.



La Basílica Menor de María Auxiliadora fue construida para la comunidad de los Trinitarios Calzados, iniciándose su edificación en 1621 por Andrés de Oviedo, Maestro Mayor de la Ciudad, y por Juan Segarra, según proyecto realizado de fray Juan Miguel de Peñalosa bajo la supervisión de Miguel de Zumarraga, Maestro Mayor de las obras.


No sería hasta el 29 de Mayo de 2008, cuando el templo fue elevado a la categoría de Basílica Menor bajo la advocación de Basílica Menor de María Auxiliadora. Un templo que vio fundarse a la Hermandad de la Trinidad en 1555. Hermandad que procesiona por las calles de Sevilla todos los Sábado Santo.


Es la Iglesia de tres naves y crucero, con una capilla a los pies y torre junto a su portada rematada por un capitel cubierto de azulejo. Tiene sus naves y presbiterio pinturas murales, las cuales representan a Ángeles y Santos Trinitarios de mediados del siglo XVIII.


A continuación, citaremos los retablos que posee la Basílica empezando por el lado de la Epístola:
Retablo de María Inmaculada del siglo XVII.
Retablo de la Virgen de los Remedios, de estilo neoclásico del siglo XIX .
Retablo de San Juan Bosco.


Y en el lado del Evangelio vemos los retablos siguientes:
Altar del Sagrado Corazón de Jesús de estilo neoclásico.
Retablo de San José flanqueado por el Arcángel San Rafael y San Antonio de Padua, y en el ático San Pascual Bailón del siglo XVIII. Retablo de San Francisco de Sales, de estilo barroco. Retablo de la Santísima Trinidad, de estilo barroco.