lunes, 18 de septiembre de 2017

La Virgen de las Lágrimas sedente.


Curiosísima foto de la Virgen de las Lágrimas de la Hermandad de la Exaltación de 1934 en el besapies del Cristo de la Exaltación, encontrándose sedente la Virgen y portando entre sus manos una corona de espinas como si estuviese observando a su Hijo, aquel que vive en San Lorenzo y se representa en el magnífico Crucificado de la Exaltación.

Si se han fijado, la Virgen está en un altar, el que tiene un dosel con la bambalina frontal y techo de palio que bordó el gran Juan Manuel Rodríguez Ojeda  en 1903. Una foto, que no tiene desperdicio alguno.

Dibujo del Gran Poder.


Ahora que parece que los dibujos están mas de moda que nunca, he recordado un dibujo que tengo en mi casa del Señor de Sevilla del pintor M. Zamora.
Dibujo de M. Zamora.


Curiosidades cofradieras. La Virgen de la Estrella saliendo de San Jacinto en 1932.


Magnífica foto donde vemos a la bellísima Virgen de la Estrella el Jueves Santo de 1932 saliendo de San Jacinto, pudiéndose apreciar el gran público que se agolpaba para ver a la trianera Virgen. 

Fue la única Hermandad que acordó realizar su estación de penitencia en aquella ya lejana primera Semana Santa de la II República.

El paso de Vicente Arestoy del Cachorro.


El Cachorro en el paso de Vicente Arestoy.


Preciosa fotografía en la que vemos al Dios de Triana, que no es otro que el Cachorro por la calle Castilla y calle Callao en el paso de Vicente Arestoy, que realizó en 1821. En este paso procesionó el portentoso Crucificado hasta 1889, que estrenó el paso barroco de Olaya y Golea, toda una joya que hoy posee la Hermandad de San Esteban para su Cristo de la Salud y Buen Viaje, donde el Cachorro encajaba a la perfección.

En la segunda foto en blanco y negro, con sabor a añeja vemos al no menos espectacular Cristo de Burgos en las andas de Vicente Arestoy que la Hermandad adquirió para su titular.

   Cristo de Burgos en el paso de                      Vicente Arestoy.