sábado, 16 de abril de 2016

Hoy el bohemio.


Hoy el bohemio no iba a salir, tenía pensado estar todo el día leyendo. Pero la vida me llamó.

Cofradías de juguetes.


En vez de fundar tantas cofradías de juguetes deberíamos de cuidar más a las de siempre, la mayoría de estos personajillos que se dedican a fundar a estas vienen muy rebotado de otras cofradías que le han parado los pies. Estos son casi todos ahora en estas cofradías de juguetes capataces, priostes, inventores y un montón de cositas más que en una cofradia con dos cojones no podrían ser, por eso no veo ninguna, porque como siempre digo, para ver mamarrachos ya tengo al Gobierno Español.

Reliquia.


Algunas hermandades de nuestra cada vez más transformada Semana Santa llevan un Lignun Crucis ¿pero se habéis preguntado alguna vez en cuantas cruces murio nuestro Señor?. Lo digo porque parece que ya no conformandonos a jugar a los pasitos, también lo queremos hacer con esta reliquia, que por cierto fue la más falsificada en una época oscura donde se atraían a los creyentes por mediación de las reliquias y no como hoy con las imágenes. Veo muy bien que muchas hermandades saquen esta preciada reliquia. Pero que no  presuman y se por dónde voy, de hacer un alarde de una cosa tan sagrada en su Estación de Penitencia.

Cortejos nazarenos.


Parece ser que la afición al costal y a otras cosa dejan a muchas hermandades de nuestra Andalucía sin apenas nazarenos en el cortejo, si esto es ir bien que alguien me lo explique.

Mi hijo.


Hoy no es mi día, es mi vida, mi respirar, mi sentir, mi locura, mi familia, mi casa, mi mundo, mi reencuentro, mi devoción, mi madre, mi consejera, mi camino, mi pensar, mi ilusión, mi despertar y darte por siempre las gracias por haberme cumplido el mejor de los sueños, mi hijo, MACARENA.

Con dos suertes.


Con dos suertes nace el Macareno, una por supuesto el haber nacido, y la otra en tenerte como MADRE.

Foto de F. Villapol.

El rostro.


Hoy más que nunca hablo de Resolana, de Feria y del rostro más hermoso que en el mundo exista, el tuyo MACARENA.

Tu Pena.


Eres tan grande MACARENA que no se como rezarte, por eso por mis ojos te rezo, llorando para así aliviarme tu pena.