miércoles, 15 de junio de 2016

Un día como hoy. Estadio de Maracaná.


Un día como hoy 16 de Junio de 1950, se inauguró el Estadio de Maracaná en Brasil.

Calle Cardenal Spinola.


Sevilla en sus calles.

La calle Cardenal Espínola se llamó en el siglo XIII calle del Naranjuelo y en 1701, al fundarse el convento de las monjas Capuchinas se le puso calle Capuchinas. 

Es en 1929, cuando toma el nombre de Cardenal Espínola , que fue acusado de revolucionario por su defensa a los obrero en el XIX. Hoy sigue pasando igual, que al querer ayudar a los más necesitados te tachan como al Cardenal Spínola , de revolucionario, porque claro está que al poder  no le conviene que haya gentes así. 

En esta calle en el número 26 murió el gran poeta Rafael Laffón en 1987.

Calle Carlos Alonso Chaparro.


Sevilla en sus calles.

La calle Carlos Alonso Chaparro es un barreduela en la calle Ximénez de Enciso, que tomó el nombre de este pedagogo contemporáneo.

Calle Carmen.

Sevilla en sus calles.

La calle Carmen se llamó así  desde la construcción del convento del Carmen de frailes carmelitas en el siglo XIV.

En 1837, al producirse la expulsión de las comunidades religiosas la calle pasó a llamarse de Maravillas, hasta 1845 en qué se le puso otra vez el nombre de Carmen.

Curiosidades cofradieras. El marfil de la Corona de la Virgen de la Candelaria.


La bella Corona la Virgen de la Candelaria es de plata dorada del orfebre Ramón Seco (1952). 

Destaca y como curiosidad en la Corona, las incrustaciones en marfil, las cuales proceden de las bolas de billar del antiguo Café Madrid, (hoy tal cómo está la cosa, os aseguro que estas bolas no hubieran llegado a la Corona).

El Palio de la Virgen de la Candelaria.


Maravilloso Palio luce la Virgen de la Candelaria, cuyos bordados azul verdoso en hilo de plata son del famoso taller de Juan Manuel Rodríguez Ojeda (1924), reproduciendo en el techo la escena de la Presentación de Jesús en el Templo en seda de colores.

La gran mayoría de las piezas de orfebrería son obra de Manuel Román Seco, quién fue hermano de la Cofradía. Palio que sus varales están rematados por palomas en recuerdo de la ofrenda efectuada en el Templo el día de la Purificación, junto con los respiraderos que en el frontal figura la imagen de San Nicolás de Bari, peana y una sublime corona que lleva la Virgen en plata sobredorada, candelería de Hijos de Juan Fernandez, jarras de Manuel de los Ríos y candelabros de cola de orfebrería Mallol, todo un espléndido conjunto digno de ver el Martes Santo.

Foto de Pasión en la Distancia.

Antonio Santiago


Como diría cualquiera o alguien, el calor es muy malo en el cerebro de muchas personas, hasta en el mío. Pero en algunos ya es que el daño los vuelve monstruos de la calumnia  como es el ejemplo de lo que le está pasando a don Antonio Santiago. Capataz con mayúsculas y de un tiempo aquí, apaleado por muchos cofrades que un día le dieron más de una palmadita en la espalda.

Ni lo sé ni lo quiero saber lo que tienen con este señor Capataz con mayúscula le pese a quien le pese. Lo único que pido es por favor un poco de respeto hacia su persona y que no se inventen más cosas sobre este hombre, que junto a su padre desde que empezó en el Mundo del Costal marco un antes y un después.

Misa.


Y dijo el bohemio: Muchos van a misa más por aburrimiento que a escuchar la palabra, si quitaran los bancos como antiguamente que no había, el cura se quedaría más sólo que Kunfu en Benacazón .

La leyenda del buey de San Lucas y no el toro de la Catedral de Córdoba.


Aunque a más de uno le suene raro es así, el buey de San Lucas y no el toro, que es el que lo representa y se encuentra en la Catedral de Córdoba debajo de los pulpitos barrocos del Altar Mayor.

También la Iglesia aunque muchos no lo quieran ver, antiguamente para las construcciones de sus Templos explotaba muchísimo a animales, es el caso por ejemplo el de la Catedral de Cordoba. Contando la leyenda, que uno de los cabrestos  que tiraban de los carros cargados de piedra reventó por tan brutal esfuerzo, cuyo Cabildo tuvo al menos la decencia de hacer esculpir al pobre animal bajo el púlpito en honor a su sacrificio, (hoy y aunque muchos como usted mismo no se lo crea, se sigue maltratando a estos animales y a más casi a diario, lo que pasa es que no conviene que salga a la luz).

Indeseables cofrades


Indeseables prepotentes cofrades que siempre actúan acompañados y no solo, y ahora van de salvadores de las Cofradías, cuando ellos son los primeros que se la están cargando.