martes, 29 de octubre de 2019

La chica de chaqueta roja de la A-472 entre Sevilla y Sanlúcar la Mayor.



Estamos ante una de las carreteras más terroríficas y siniestra como es la A-472: entre Sevilla y Sanlúcar la Mayor. Uno de los puntos negros dicen con más víctimas mortales de España, denominado cuesta de Las Doblas, la que se ha cobrado más de 100 muertes y que a buen seguro, no consiguen descansar en paz.

Como en otras muchas carreteras, esta de la A-472, también tiene su aterradora leyenda. Se cuenta que en esta vía de vez en cuando se aparece una chica con una chaqueta roja haciendo autostop, un color que parece haber elegido para ser vista a las altas horas de la madrugada que es cuando suele aparecerse ante de llegar a la mortal curva.

Si nos ponemos a pensar sólo un poco, nos daremos cuenta que aunque es aterrador ver algo así, también puede ser una señal desde el más allá para avisarnos de la peligrosidad donde vamos a entrar con nuestro coche, que es la curva maldita. Pero si os digo mi verdad, sería mejor pasarla bien y no ver ninguna aparición, y digo sería mejor porque nuestra mente por mucho que lo creamos sigue sin estar preparada para absorber estos fenómenos paranormales.

Curiosidades sevillanas. El pico más alto de Sevilla.



Está el pico más alto de Sevilla a 1128 metros de altura en la sierra del Tablón del municipio de Algámitas: El Pico del Terril, que corona el bello cielo de Sevilla. Encontrándose también el segundo más alto en el mismo término provincial: El Peñón de Algamitas, con una altura de 1121 metros de altura


Los fantasmas de la Iglesia de San Luis de los Franceses.



Cuentan muchos vecinos de la zona de la Iglesia de San Luis de los Franceses, que cuando el templo ha estado cerrado por obras se ha escuchado voces y ruidos extraños. Creyéndose desde entonces que dentro de la maravillosa Iglesia barroca hay fantasmas, y no precisamente los que vemos a diario por cualquier sitio, es más, los trabajadores del templo como los de seguridad en más de una ocasión han sido testigos de sucesos inexplicables.


Y uno de los sucesos que más han sonado es el de Manuel Cantelar, una terrorífica historia ocurrida en la década de los noventa. El que tras afilar un cuchillo salió ligero como corriendo hacia la fachada del templo con el arma en su pecho, lo que hizo que le atravesara y muriera en el acto, del que se dice que lo hizo porque estaba atormentado de ver desde su casa unas brumas luminosas de color verde que atravesaban la calle para entrar en su casa en busca de él. Sea los episodios de locura que sufría o no nunca lo sabremos, sólo él supo lo que vio y pasó realmente. Y también cuentan, que a las puertas del templo hubo un tiroteo que causó la muerte de un ciudadano francés.


Las personas encargadas de la restauración de la Iglesia de San Luis de los Franceses afirman muchas, que han oído ruidos extraños y hasta han sentido presencias muy raras y han visto como sus objetos que dejaban en un sitio al día siguiente aparecían en otro.


En la cripta del templo se encontraron casi trescientos cadáveres, los que seguro muchos tuvieron una horrible muerte y hoy están vagando sin descansar. Estas almas son las que aseguran algunos expertos en la materia de lo paranormal son las que pueden qué más de uno haya visto. Y si usted no se lo cree y tiene un perro o un gatito pase por el lugar, del que se dice que muchas veces estos animales adoptan un comportamiento defensivo y muy extraño, pero siempre mirando fijamente al templo. ¿Qué verán?.

La mermelada sevillana, todo un manjar.



La fama de Sevilla no sólo está en su historia o en la de sus monumentos, también está en uno de los productos alimenticios más conocido como es la naranja. Al asentarse los Ingleses en Huelva en el siglo XIX, fueron los que dieron fama a la naranja amarga sevillana, de la que elaboraban la mermelada de naranja amarga para sus desayunos, todo un manjar. 

Tanta importancia tuvo, que todavía hoy se celebra un concurso anual en Reino Unidos como es el Dalemain Marmalade Festival, el que suena a concierto pero sin tener nada que ver.

Es la mermelada hoy bastante común verla en cualquier bar no sólo de Sevilla, sino de España tanto como de naranja, melocotón o fresa. Un buen producto que se ha echo un hueco en la nación por ser todo un manjar.

Muy conocida es la mermelada en estos tiempos en que vivimos, pues una gran mayoría de extranjeros como españoles cuando visitan Sevilla se llevan de alguna tienda este rico producto. Un producto que se exporta tanto a Alemania, Francia y Reino Unidos, donde se le suministra a la Casa Real británica para la Reina Isabel II, por lo que abría que cambiar el dicho de vas a durar más que un martillo metido en manteca por el de; vas a durar más que un martillo metido en mermelada.