miércoles, 10 de mayo de 2017

Un novio de mundo.


Un novio de mundo, cuando es presentado a la jefa, que no es otra que su suegra se transforma inmediatamente en un inofensivo patito.

Sociedad envenenada.


Vivimos en una sociedad tan envenenada, que alguno hijos de putas hasta su aliento echan veneno.

Prólogo de libros.


Hay libros tan malos, que lo único bueno que tienen es su prólogo. Por eso no me gustan los prologos, porque nos llevan al engaño de un libro que nada nos dice.

La Dolorosa del Convento de las Mínimas de Triana.


Maravillosa, portentosa y sublime se puede definir esta joya de la imaginería sevillana del siglo XVII cómo es la Dolorosa que se encuentra en el Convento de las Mínimas de Triana. Una imagen más, que atesora esa Sevilla Oculta en el joyero más íntimo de su intimidad.

La Dolorosa está arrodillada con sus manos magistralmente talladas y separadas, la cual compone  junto a un Crucificado un "Stabat Mater". Dicha imagen es de tamaño inferior a lo que estamos acostumbrados a ver, pero que no deja de ser todo un manantial de fe que sale de su bendita expresión de su rostro.

Hay mujeres.


Hay mujeres y las veo a diario, que más bien que salir a la calle o ir a trabajar salen para ser vistas y casi devoradas por la vista del hombre. No digo todas, pero algunas pasan la línea de la provocación barata y bajuna con sus desaires provocativos.