sábado, 5 de septiembre de 2015

Una pintura del Entierro de Cristo en el Convento de Madre de Dios.


La portentosa tabla de el Entierro de Cristo del Convento de Madre de Dios se encuentra en uno de los  retablos laterales, la cual está con otras tablas  atribuida a Villegas Marmolejo hacia 1575.

Es la tabla del Entierro de Cristo de la escuela flamenca hacia 1525, portando los Santos Varones el cuerpo del Señor y la Virgen con sus manos juntas llena de dolor en el centro de la composició. En el cuadro podemos ver también a  la famosa Magdalena, que toma la mano izquierda de Cristo con su mano derecha y en la izquierda lleva el frasco de los perfumes, las Santas Mujeres y un gran grupo de personas, que llegan casi a veinte formando una composición exquisita y sin desentonar ningunas entre ellas. Un cuadro para recrearse y observarlo  tranquilamente sin mirar el reloj.

La reja de la Capilla de la Encarnación de la Catedral.


Bellísima reja del siglo XVII, en la cual se ve una inscripción que afirma que son sus patronos fundadores de la Capilla don Juan Serón Olarte y su mujer doña Antonia de Verastegui.

La inscripción también  se encuentra en la lápida sepulcral de don Juan Serón Olarte, fechada en 1637 .
Su reja está coronada por un fantástico y magistral bajorelieve de chapa. Reja muy bien adornada la cual se nos viene al momento a la vista por su exquisito trabajo, una de las tantas y magníficas rejas, que conserva la maravillosa Catedral de Sevilla.