lunes, 29 de mayo de 2017

El alcohol y la vista.


La vista y el alcohol.

Es curioso esos que dicen, que el beber hace perder la visión, sí, claro que puede una persona perderla pero al igual que el sentido si se ha tomado 5 botellas de Rioja y antes 10 litronas de la Cruzcampo. 

Yo particularmente creo, que si fuese verdad una gran mayoría por no decir aún más estarían ciega, aunque tengo que decir, que el dicho de estar ciego por algo será. Pero aún así, no creo que a la vista le afecte.

También expongo otra cosa sobre el tema o el  rollo para usted que le estoy contando. Si el alcohol afecta a la vista tanto como dicen no veríamos doble ¿no?.

El retablo cerámico del Gran Poder del Convento de Santa Rosalía.


Podemos ver en un lateral de la entrada del Convento de Santa Rosalía de Sevilla un curioso retablo con la imagen del Gran Poder, retablo que fue donado al convento por un devoto.

Tiene la particularidad dicho retablo , que aparte de ser antiguo de 1917 y obra realizada por el conocido ceramista Manuel Vigil-Escalera fue el hijo del artista quién lo descubrió en Internet (para que vean que no todo es malo en Internet) el retablo de su padre. Se encuentra debajo una placa cerámica que recoge la estancia de las maravillosas imágenes de la Hermandad del Gran Poder en 2008, por estar la Basílica en obras.

Foto de Spalensis.

El retablo de la Inmaculada del Convento de Santa María de Jesús .


Bellísima Inmaculada atribuida al imaginero Pedro Duque Cornejo podemos ver en el retablo del siglo XVII del Convento de Santa María de Jesús de Sevilla, el que está rematado por un relieve de San José con el Niño. Un Convento, que es todo un joyero del arte barroco.


El retablo mayor del Convento de Santa María de Jesús .


El retablo mayor del Convento de Santa María de Jesús es del siglo XVII, realizado en pino de Flandes y ensamblado por el retablista Cristóbal de Guadix.

Las imágenes del retablo son del afamado y gran imaginero Pedro Roldán, menos la Virgen titular que lo preside que está atribuida a su hija "la Roldana", retablo que consta de banco, cuerpo de tres calles con columnas salomonicas y ático.

Preside el centro del portentoso retablo en una hornacina la Virgen cambiando los pañales al Niño Jesús, flanqueada por San Francisco de Asís y Santa Clara, más dos bustos de Santa Catalina y San Miguel. Y en su ático un gran relieve de Pedro Roldán, que representa la Natividad de la Virgen con los Santos Juanes, todo coronado por el escudo de la Orden de Santa Clara, siendo este monumental conjunto el que se lleva todas las miradas al entrar en el recinto y unos de los retablos más logrados de toda Sevilla.

Foto de Wikipedia.

El retablo de Santa Ana del Convento de Santa María de Jesús.


Este bello retablo del Convento de Santa María de Jesús es del siglo XVI , de estilo barroco y atribuido a Cristóbal de Guadix.

Dicho retablo con cuatro columnas salomonicas lo preside Santa Ana y la Virgen Niña.

El retablo de San Juan Evangelista del Convento de San Leandro .


Este retablo es una de las joyas más importante que atesora el Convento de San Leandro, obra de Martínez Montañés y algunos discípulos.

El Primer Cuerpo del retablo está ocupado por un portentoso relieve de San Juan en la Isla de Patmos, obra de Martínez Montañés "el Dios de la Madera" en 1632, y junto a este Santiago, el Menor y María Salomé.

 También destaca de todo el conjunto el relieve del martirio de San Juan en la tinaja, obra del afamado imaginero Francisco de Ocampo, encontrándose en la parte superior Santiago, el Menor y la Virgen con el Niño con la advocación de Nuestra Señora del Buen Consejo y María Cleofás. Todo un deleite ver este conjunto.

El retablo de San Agustín del Convento de San Leandro.


Este magnífico retablo es otro de los que posee el Convento de San Leandro de Sevilla, en el que vemos en el primer cuerpo a San Agustín, obra de Felipe de Ribas de mediados del siglo XVII con otras imágenes anteriores a 1630, que representa a Santo Tomás de Villanueva y San Nicolás de Tolentino a los lados del titular. 

En el segundo cuerpo vemos un relieve de San Agustín y Santa Mónica, estando en los lados Santa Elena y Santa Rita. Remata el retablo un relieve de la Virgen con el Niño y las alegorías de la Fe y la Esperanza, esa que tanta falta nos hace.