jueves, 13 de agosto de 2015

La Medalla de Oro y las Llaves de la Ciudad a la Virgen de los Reyes.


Fue el 10 de mayo de 1958, cuando se le impuso a la Virgen de los Reyes en la Plaza Nueva la Medalla de Oro y las Llaves simbólicas de la Ciudad. Acto muy emotivo y recordado, por el itinerario donde pasaba la Virgen estar con colgaduras, engalanado con banderas y toda Sevilla tras Ella.

A la Virgen se le puso en el andén del Ayuntamiento un altar con el magnífico cuadro de la Inmaculada de Zurbarán, propiedad municipal, ante el que danzaron los Seises y llevaron el Santísimo Sacramento desde la Capilla de San Onofre (Capilla que una gran mayoría de Sevilla ni siquiera saben que existe).

Colocó las insignias a la Virgen el Cardenal Bueno Monreal, asistido por el alcalde, marqués de Contadero. Efeméride donde una vez más demostró la ciudad, que es la Tierra de María Santísima.

La imposición de la Medalla de Oro a la Virgen de los Reyes el 10 de Mayo de 1958.
Archivo Serrano.

La tranquilidad.


Muchos viajan para buscar la tranquilidad. Una tranquilidad que muchas veces la tenemos a la vuelta de la esquina y por estar tan cerca ni vamos a su encuentro. Una tranquilidad que yo como muchos la buscamos cada vez que podemos y está en Sevilla. Una tranquilidad que va acompañada de espiritualidad, amor y Esperanza, donde el sentir es mágico y las penas se hacen alegrías por ver a la Virgen más guapa del Mundo, la Macarena.

Desconozco el autor de la foto.

La Cerveza.


Lo que dicen de la cerveza que adelgaza no lo sé. Pues con las que yo me meto entre pecho y espalda debería de estar como el esqueleto de un dinosaurio, en los huesos. Y sin embargo barriguita tengo en fin, que seguiremos bebiendo este líquido de los Dioses por si acaso.